mujer

Vino tinto para el corazón

123459307
iStockphoto/thinkstock

Las bebidas alcohólicas son causa del alcoholismo y su consumo excesivo es considerado como una enfermedad adictiva.

Sin embargo, numerosos estudios han demostrado que beber con moderación es beneficioso para la salud. Las bebidas alcohólicas no presentan ningún riesgo para nosotros si nos ajustamos a los limites lógicos que todos conocemos.

En especial, por sobre todas las bebidas alcohólicas, se destaca la virtud del vino tinto para el corazón, provocando en nuestro cuerpo un aumento del colesterol bueno, una disminución del colesterol malo y siendo una probada forma de disminuir los riesgos de un ataque cardíaco.

Estas propiedades de prevención son efectivas sobre todo en personas que ya han sufrido un ataque al corazón. En estos casos muchos profesionales de la salud aconsejan tomar dos vasos de vino tinto diarios a los hombres y uno a las mujeres.

El vino tinto contiene flavonoides fenólicos antioxidantes que están presentes en la uva. Estas sustancias son las responsables de la acción sobre el colesterol que mejora la salud del corazón liberando las arterias para un mejor funcionamiento del aparato circulatorio. También ayuda a prevenir la formación de coágulos y placas en las arterias.

Pero con esto no queremos justificar el consumo de alcohol, las bebidas alcohólicas deben ser consumidas con mucho cuidado, aunque lo mejor seria evitarlas, y tenemos que decir también que si usted no acostumbra a beberlas, todo lo anteriormente dicho no debe ser tomado en cuenta.

Si nunca bebe vino tinto no debería comenzar a beber para prevenir ataques cardíacos. Solo si está acostumbrado el alcohol podrá brindarle algún beneficio, siempre ajustándose a las dosis correctas.

Estudios han demostrado que las bebidas alcohólicas pueden aumentar los triglicéridos en nuestro organismo y traernos problemas de sobrepeso. También se asocia el consumo de alcohol con el riesgo de cáncer.