mujer

Clorofila y mal aliento

158883839
iStockphoto/thinkstock

Curiosamente hablamos dos veces en la misma semana de la clorofila. Es que esta sustancia, como se ha visto tiene un potencial anti-cancerígeno, y ahora se la destaca como un producto natural para el mal aliento.

A veces, por más cepillo de dientes que apliques y aunque tu higiene bucal sea óptima, el mal aliento está presente. De hecho, este no siempre es causado por las bacterias de tu boca, sino por la actividad de tu sistema digestivo, al cual no alcanzas con tu cepillo de dientes, obviamente. La clorofila puede ser una solución a considerar en casos de que no puedas combatirlo.

La clorofila actúa como un gran limpiador de toxinas. Al consumir trigo, alfalfa o cebada para combatir la halitosis, estamos aprovechando el alto contenido en clorofila de estas plantas. El contenido en magnesio de la clorofila es el encargado de ello, y la primera razón de por qué la clorofila combate el mal aliento.

Además es un gran antibacterial, y es común su uso para ayudar a cicatrizar las heridas y promover el crecimiento de los tejidos del cuerpo. Por estas mismas razones, actúa en la boca limpiando las bacterias que producen el mal aliento.

Pero el pigmento verde de las plantas no sólo actúa sobre la boca. Su accionar antibacterial puede ser aprovechado por todo el cuerpo, y el mismo permite combatir diversos olores molestos sobre nuestro organismo. Así, la clorofila combate el olor a transpiración, el mal olor de pies y el olor menstrual de las mujeres.