mujer

Aplicando cromoterapia a tu vida cotidiana

126893581
Zoonar/thinkstock

Todo está lleno de color, y estamos rodeados de una gran gama de colores. Sin embargo, aunque los colores nos rodean, pocas veces nos concentramos en sacar beneficio de ello. La cromoterapia es una terapia alternativa que conocemos bien, y que en esta ocasión invitamos a formar parte de nuestras vidas.

La terapia con colores es una forma holística de sanación que se centra en el poder del color para hacernos sentir bien. Cada color tiene asignada una serie de propiedades exclusivas, las cuales podemos aprovechar con un correcto uso de los mismos y una disposición a sacar provecho de sus beneficios. ¿Pero cómo hacerlo? Hoy en OtraMedicina te damos algunos tips para ello.

En primer lugar concéntrate en la iluminación de tu hogar. Si quieres aprovechar los beneficios por ejemplo del rojo, es una pésima idea poco económica y para nada sutil pintar una habitación de este color. Por el contrario, una solución más inteligente es iluminarla con rojo, colocando papel celofán en tus lámparas para que diseminen las ondas positivas de este color (o cualquier otro) hacia todos los rincones de la habitación.

Los filtros de color son otra buena estrategia para aprovechar el color en tus vidas. Estos se utilizan como complemento a las lámparas, y consisten en un accesorio de las mismas que nos permiten aprovechar los colores del arco iris en su totalidad o bien aisladamente.

Finalmente, un tercer elemento a tener en cuenta en cromoterapia aplicada son los brazaletes. Estos están hechos de piedras preciosas o semi preciosas. Sus colores pueden tener un efecto terapéutico sobre nosotros, que además puedes combinar con los efectos de la gemoterapia, una terapia alternativa relacionada a la terapia con colores que también tiene mucho potencial para aprovechar.