mujer

Propiedades de la piña

138091757
iStockphoto/thinkstock

Ahora que el verano austral está cada vez más próximo, es bueno tener en cuenta una lista de frutas de verano para ir aclimatándonos. Entre ellas, contamos a la piña, y hoy le hacemos honor resumiendo las propiedades de la piña para consumirla con ganas y beneficiando nuestra salud.

En primer lugar, en términos digestivos las propiedades del ananá resaltan sobre las demás. Esta fruta tiene propiedades digestivas que actúan de gran manera sobre los intestinos. Comiendo un par de rodajas de piña después de cada comida nos aseguramos de tener nuestros intestinos en regla. Además, la fruta comida con sal y pimienta mejora la digestión.

Los beneficios de la piña también actúan sobre la fiebre. Cuando estás falto de energía, con estados gripales y con debilidad muscular, la piña puede ayudarte. Combínala con miel y verás como los altos niveles de azúcar de la fruta de inmediato te llenan de energía.

El ananá también fortalece los huesos Este es un agente rico en manganeso, un mineral clave para fortalecer y crear tejidos de los huesos. Un vaso de jugo de piña proveé un 73% del consumo diario necesario de manganeso que tu cuerpo necesita.

En términos nutricionales el ananá contiene calcio, fósforo, hierro, sodio potasio, magnesio, manganeos, cobre, selenio, glucosa, fructosa, grasas lípidas y fibra. Todos estos lo convierten en un agente nutricional maravilloso, que cuenta no sólo con riqueza de fibra, sino que con un considerable aporte de minerales.

Y lejos de lo medicinal, ¿cómo negar las virtudes culinarias de la piña? El ananá es una fruta que queda muy bien preparada en diversos platos, y desde ensaladas hasta pizzas, esta fruta combina y se siente cómoda con sabores salados, dando como resultado platos agridulces del mejor nivel.