mujer

El té, el metabolismo y el adelgazamiento

El ha sido consumido por miles de años por la humanidad. Inglaterra o Marruecos son naciones fanáticas de esta bebida, y sus beneficios no sólo se relacionan al paladar. Té verde, té negro, rojo, blanco, te de manzanilla, de tilo, de saúco, de jengibre… las variedades son múltiples, y todas tienen un denominador común.

El té en todos sus tipos y clases es un agente acelerador del metabolismo humano, lo cual se traduce en una mayor quema de calorías para quien lo consume, pues el metabolismo es el mecanismo a través del cual el organismo quema sus grasas.

Estas no son palabrerías. Un estudio(1) publicado en el American Journal of Clinical Nutrition ha demostrado que el té es un eficiente agente acelerador del metabolismo, y que a través de su consumo es posible quemar el 30 o el 40% más de calorías en quienes consumen esta bebida que en quienes no lo hacen.

Y no sólo esto. Para aquellas personas interesadas en bajar de peso vale la pena señalar que el té reduce significativamente el apetito, lo cual combinado con su accionar acelerador del metabolismo se traduce en un adelgazamiento más veloz, eficaz y contundente.

Y como adelgazar es una tarea compleja que empieza por la boca, ¿por qué no echar mano del té para llevar un programa de adelgazamiento más completo y efectivo?

(1) Nota: En el artículo original no he podido verificar la fuente del AJCM. Mis disculpas del caso.