Las várices... venoso problema

117571692
iStockphoto/Thinkstock

Las várices son una enfermedad que afecta a las venas de las piernas. Es una situación muy frecuente, que se da en 1 de cada 10 personas aproximadamente, generalmente mujeres. Las várices ocurren por malfunción de las válvulas venosas de las piernas. En una situación normal, las válvulas de las venas están para ayudar a la sangre a que retorne de nuevo al corazón y no caiga por efecto de la gravedad.

Sin embargo, ciertas circunstancias, como los embarazos, las tromboflebitis, la obesidad o algunas predisposiciones congénitas, pueden hacer que las válvulas se ensanchen y se debiliten, provocando problemas de circulación sanguínea.  Así, la sangre se estanca en las venas y éstas se hacen gordas y molestas.

Con el tiempo, las várices tienden a hacerse más grandes y tomar una pigmentación parda en la piel, pudiendo incluso a causar edemas y úlceras varicosas en las piernas. Quienes las sufren sienten pesadez de piernas, calambres, picores e incluso fuertes dolores.

Las várices se pueden clasificar de varias maneras, si lo hacemos según su tamaño por ejemplo podemos decir que las hay:

PequeñasNormalmente tan sólo son un problema de tipo estético, aunque en determinadas ocasiones, pueden producir sensación de pesadez y cansancio en las piernas.

Medianas Este tipo de varices ya empieza a ser un problema para la salud. Normalmente con la edad, suelen producir flebitis superficiales dolorosas, o pequeñas varicorragias (sangrado de una vena).

Grandes Su tratamiento es obligatorio ya que verdaderamente afectan a la salud. Pueden producir dolor, úlceras, oclusiones de las venas por trombosis (tromboflebitis)...

Via | salud.infoplena