mujer

Si te gusta NADAR, evita cometer estos errores

Ventajas de nadar con aletas 1
YanLev/iStock/thinkstock

Me encanta nadar y sentir que mi cuerpo se hace más liviano. Flotar en el agua es una sensación muy linda y placentera... además de que, en verano, ¡es MUY refrescante!

Pero, como todo, pueden ocurrir algunos imprevistos e incidentes que oscurezcan tu experiencia. Por eso, y para evitar que esto te suceda, te quiero contar cuáles son algunos de los errores más comunes que se cometen al nadar y qué debes hacer para evitarlos

¿Cuáles son las lesiones más frecuentes?

155174231
iStockphoto/Thinkstock

Existen dos tipos de lesiones frecuentes que sufren una gran cantidad de deportistas que se dedican a la natación. Uno de ellos es el que los especialistas llaman “hombro de nadador”, esto se debe a que una de las articulaciones más usadas en este deporte es la del hombro, la cual se ve afectada por el movimiento intenso. Las lesiones del hombro pueden incluir presión en el manguito o una lesión en los rotadores. Como los brazos se mueven en forma constante, es muy probable que muchos deportistas sufran dolor en esa zona. También pueden verse afectados los bíceps, pues se inflaman y causan muchas molestias.

Pero las personas que nadan no solo pueden padecer problemas en la parte superior del cuerpo, sino que también sus miembros inferiores pueden verse afectados. Es común que sufran dolor en la cadera, en los tendones o en los ligamentos de la rodilla. También es probable que algunas personas tengan dolor en la espalda baja o en la pelvis, sobre todo si se dedican ala natación en forma competitiva.

¿Cómo es posible prevenir las lesiones?

Adelgazar con la natacion 0
iStockphoto/Thinkstock

Es importante, ante todo, prestar atención a la técnica de la brazada. Para ello, lo conveniente es que un profesor controle todo lo que el nadador hace hasta que tenga la suficiente experiencia.

Si estás comenzando a nadar ten en cuenta que, ante el mínimo dolor, deberás parar de entrenar y esperar hasta que la molestia haya cedido. Mientras tanto, evita volver a sobreexigir el músculo. Lo ideal es tener periodos de descanso para ayudar tanto a los músculos como a las articulaciones a recuperarse.  

Y, finalmente, no puedo terminar el post sin hacerte esta recomendación: antes de entrar a la piscina, realiza ejercicios de precalentamiento para evitar sufrir los calambres o las molestias que te mencioné más arriba.

Con todo, la natación es uno de los deportes más completos. Tanto es así que, como me gustaba tanto, hace un tiempo que comencé a enviar a mis hijas a que la practiquen ¡y están encantadas!

> 22 cosas sobre la VIDA que me hubiese gustado saber hace 5 años