mujer

¿Qué es un ACV isquémico?

Primera clinica de urticaria cronica en el pais 1
iStock/Thinkstock

El accidente cerebrovascular o ACV es un daño en el tejido cerebral que se produce cuando el cerebro deja de recibir oxígeno y nutrientes por una interrupción en el flujo sanguíneo. Su gravedad puede ser mayor o menor y en base a esto se los divide en dos tipos.

El ACV menor o accidente isquémico transitorio se produce cuando se obstruye una arteria cerebral. Son leves, duran poco tiempo y no suelen dejar secuelas. En estos casos, el paciente suele recuperarse en pocos días sin necesidad de tratamiento pero puede llegar a sufrir nuevamente un ACV (aunque no es indispensable pasar por un un ACV menor para sufrir uno mayor).

El otro tipo de accidente cerebrovascular conocido es el hemorrágico, que se origina al romperse una arteria. Y en este caso las consecuencias negativas pueden ser mayores. 

El premio Nobel de este ano se lo llevaron los descubridores del GPS del cerebro 2
moodboard / moodboard / Thinkstock

La mejor forma de prevenir un ACV es no fumar, caminar al menos 30 minutos diarios y llevar una alimentación saludable. Además, el Ministerio de Salud recomienda controlar la hipertensión arterial, el colesterol, la diabetes y el déficit de magnesio regularmente. Pero esas no son las únicas causas. De los 4,3 millones de personas que mueren por enfermedades causadas por la contaminación del aire, el 34% padece un ACV. 

¿Cómo reconocer un ACV?

Los síntomas suele aparecer repentinamente y afecta por igual a ambos sexos. Es importante saber que cuánto más rápido se trate al paciente, menores serán las secuelas. Se puede identificar por: 

  • Vértigo o mareos.
  • Dificultad para hablar, caminar y coordinar los movimientos.
  • Entumecimiento o adormecimiento de las piernas, brazos o cara.
  • Dolor de cabeza intenso y no habitual.
  • Pérdida súbita de la visión de un ojo, borrosa o limitada.

A pesar de que son muy frecuentes, la Organización Mundial de la Salud destacó que el 80% de los infartos de miocardio y de los ACV prematuros son prevenibles. Comer sano, ejercitarse y no fumar son algunos de los consejos para mejorar la calidad de vida que deberías incorporar en tu rutina. 

Mirá también: Alimentos que aumentan las probabilidades de un ACV