Los riesgos de los alimentos genéticamente modificados

Problemas de salud derivados del consumo de alimento OGM 2
fuse/thinkstock

Los alimentos genéticamente modificados son aquellos que han sufrido una alteración de su ADN, permitiendo así crear mutaciones que poseen características precisas y predeterminadas. Contrariamente a los alimentos naturales, que crecen en los campos, este tipo de alimentos está modificado en laboratorio, lo que posteriormente afecta al producto y a la recolección.

Los alimentos transgénicos han sido creados gracias a la biotecnología, una técnica que permite transferir el gen de un organismo a otro con el fin de dotarlo de una cualidad especial que no posee de forma natural. Hoy en día, existen pocas carnes que hayan sufrido modificaciones genéticas. En cualquier caso, la mayoría de los alimentos transgénicos que consumimos son de origen vegetal, como las frutas, las semillas, y los cereales.

Al comienzo, modificar los alimentos parecía ser una buena idea de la que se beneficiaban los consumidores, regulaba los problemas del hambre en el mundo, y favorecía la agricultura. En cualquier caso, con los años, varios estudios han demostrado que este tipo de alimentos modificados eran peligrosos para la salud y hacían daño a la industria agrícola.

Además, todos estos inconvenientes se han transformado progresivamente en un problema social, resultando una oposición entre aquellos que imponen estos productos y los que quieren conservar los alimentos naturales.

Los efectos de los alimentos transgénicos en la salud

Problemas de salud derivados del consumo de alimento OGM 1
endopack/istock/thinkstock
  • Tras largos años de estudio y de experimentos, los efectos negativos existentes sobre la salud han podido ser constatados.
  • Aparición de nuevas alergias: Estos alimentos contienen nuevas toxinas y alérgenos que tienen un impacto negativo sobre el organismo. La prueba es el caso de la cadena alimentaria Starlink en los Estados Unidos, en el seno de la cual se ven rastros de maíz transgénico no autorizados que han provocado una serie de reacciones alérgicas.
  • ​Aparición de genes resistentes a los antibióticos en las bacterias patógenas para el organismo. Esto quiere decir que ciertas bacterias son bastante fuertes para ser inmunizadas contra ciertos medicamentos.
  • Aumento de la contaminación de los alimentos debido a un uso intensivo de productos químicos a lo largo del proceso agrícola. Un estudio llevado a cabo en Austria ha demostrado que los alimentos transgénicos reducen la fertilidad. La experiencia realizada con ratones ha demostrado que los que eran nutridos con maíz transgénico eran menos fértiles que los que consumían maíz natural.

A largo plazo, los riesgos del consumo de alimentos transgénicos sobre la salud no han sido establecidos. Sin embargo, es probable que tengan una influencia decisiva sobre la aparición de enfermedades como el cáncer.

Ver más: Factores de riesgo a la hora de desarrollar cáncer de mama