Crema para el cuerpo de menta, ¿te animas a probarla?

Si he de ser franca con ustedes, soy completamente adicta a las body butter o mantecas corporales, debido a que me parecen una opción divina para humectar la piel y desde que las descubrí, hace ya muchos años, las cremas corporales tradicionales no forman parte de mi rutina diaria.

Por eso, al dar con esta receta quedé completamente enamorada: no solo se trata de una crema para el cuerpo súper humectante sino que, además, podemos hacerla con nuestras propias manos en cuestión de minutos. Si eres de las personas que, como las chicas de iMujer, te decantas por las opciones más saludables y ante todo naturales, notarás que esta opción hecha a base de ingredientes humectantes comunes es mucho mejor para ti que las que compramos tradicionalmente en las tiendas.

Veamos de qué se trata….

Receta para crema corporal de menta

• 1/2 taza de aceite de coco.
• 1/2 taza de manteca de cacao.
• 1/2 taza de manteca de karité.
• 1/2 taza de aceite de almendras dulces.
• 1 cucharadita de aceite de vitamina E.
• 2-4 gotas de aceites esenciales de menta.

Modo de preparación

Paso #1

Coloque en la estufa con llama muy bajo o a baño de maría el aceite de coco, la manteca de cacao y la manteca de karité. Mientras se derrite, revuelve lentamente y forma una mezcla homogénea, retira del fuego inmediatamente.

Paso #2

Agregar consecutivamente el aceite de almendras, la vitamina E y las gotas de aceite de menta.

Paso #3

Colocar la mezcla en el refrigerador y dejar reposar de una a dos horas, revisar cada tanto y retirar del frío cuando la mezcla tenga una consistencia uniforme y firme, pero no demasiado dura.

Paso #4

Una vez enfriada la mezcla, procedemos a echar todo en la batidora, procesamos por un minuto y envasamos en un frasco protector de tapa preferiblemente hermética.  ¡Y listo!

La duración para el tipo de uso de esta manteca corporal es de 6 a 12 meses envasada a temperatura ambiente. Si vives en un clima muy caluroso y seco y en algún momento la mezcla se derrite, no es problema: regrésala al refrigerador, luego a la batidora y quedará como nueva.

Otro dato interesante es que si pretendes utilizar esta crema corporal casera para los niños y la familia, tal vez convendría reemplazar el aceite esencial de menta por el de lavanda, este es mucho más recomendable para los pequeños del hogar. Yo ya la realicé, el resultado es EXQUISITO y la estoy utilizando todos los días después de mi baño nocturno. ¿Cómo la usarías tú? ¡Cuéntanos!

Mira también: Cremas caseras para la piel

Artículos recomendados

Outbrain