explora

¿Por qué la vaca es tan sagrada en la India?

por que la vaca es tan sagrada en la india 1
epastor16/iStock/Thinkstock

Cuando viajamos a la India, comprobamos que las vacas ostentan una posición incluso superior a la de algunos locales; lucen ornamentadas, cubiertas de mantras y con la total libertad para circular a su antojo entre rickshaws y comerciantes. El motivo no es otro que el respeto a tan apreciado animal en el subcontinente indio pero, ¿por qué la vaca es tan sagrada en la India?

Falsos estereotipos

Muchos occidentales que viajamos a la India nos encontramos a las vacas entre las calles y pensamos que su libre circulación, sus mantras tatuados o esa decoración abundante se deben a una veneración diaria que la convierten en un animal sagrado, pero nada más lejos de la realidad. La vaca no es un animal sagrado al que alabar todos los días, sino un tabú para los locales que respetan a este animal cuyo simbolismo cabe encontrarlo 3 mil años en el pasado, concretamente en los textos védicos, los más antiguos de la literatura hindú.

Estos cuatro textos, escritos por el místico Viasa, se referían a la vaca como Devi (Diosa) o Aditi (Madre de Dioses), cuya leche alimentaba el mundo y la privaba de ser sacrificada a los dioses, a diferencia de otros animales como el toro o el buey. La vaca sagrada (surabhi) era la enviada del dios Krishna a la Tierra para alimentar con su néctar a los hijos de la India y establecer una conexión entre ambos mundos.

Posteriormente, durante la incursión del jainismo y el budismocomo evolución del Veda, la doctrina de no violencia fue mayormente aplicada a los indios que optaron por volverse vegetarianos, mientras que las vacas, caras de mantener, eran ofrecidas a los brahamanes (la casta más alta del país), por lo que la vaca pasó a considerarse un ser vivo incluso superior a ciertas castas de la India y, por lo tanto, un animal al que había que respetar.

por que la vaca es tan sagrada en la india 2
javarman3/iStock/Thinkstock

El tabú de los indios

Durante el siglo XX, se comprobó que la vaca era el animal mejor aprovechado por la humanidad: leche y queso, piel para fabricar artículos textiles, huesos que sirven para fabricar pegamento, el estiércol para arar los cultivos o incluso mantequilla quemada para las lámparas. Es un animal cuyo altruismo por la humanidad la priva del consumo de su propia carne que sí se prioriza en Occidente. Y es que, tal y como aseguró Gandhi una vez, "se puede medir la grandeza de la nación por cómo trata a los animales".

Es por este motivo que la vaca no es adorada como animal sagrado, sino respetada, es un tabú para los indios. El único día en el que sí se la venera es durante el conocido como Festival de Gopastami, en el que se celebra el día en que Krishna descendió para encarnarse en el definitivo pastor de las vacas de la India. Es durante este día que todas estas "madres" son bañadas y decoradas con elementos coloridos o mantras tatuados. 

La vaca sagrada de la India responde más a un tabú que al estereotipo de todo occidental que percibe a estos animales como seres alabados diariamente por la población india. El mundo es consciente del "sacrificio" que la vaca supone para el país o su condición de intocable según las escrituras védicas, y es por ello que este simpático rumiante al que descubrimos entre esos atascos y callejuelas de cualquier ciudad india puede permitirse el lujo de no engrosar los mataderos del país.

Ver más: 5 curiosidades sobre la mágica India