¿Por qué los chinos comen con palillos?

por que los chinos comen con palillos 1
niolox/iStock/Thinkstock

Comer con palillos es una costumbre exclusiva de Asia, especialmente en China y el resto de países al este de Tailandia, donde sólo se utilizan estos simpáticos utensilios para comer ciertos guisos. Una tradición que muchas veces hemos intentado emular (con mayor o menos éxito) y cuyos orígenes nos hacen remontarnos muchos años atrás. ¿Quieres saber por qué los chinos comen con palillo?

Historia de los palillos chinos

Los primeros hombres chinos que comían con la mano comenzaron a utilizar las ramas a la hora de remover los ingredientes de sus guisos hasta que el utensilio evolucionó en los famosos palillos hechos, inicialmente, de madera o bambú. Las primeras referencias en torno a este famoso invento chino, llamado zhu según las escrituras antiguas, giran en torno a la dinastía Shang, hace unos 5 mil años, si bien las pruebas tangibles de los palillos debemos encontrarlas en los restos arqueológicos de las Ruinas de Yin, en las cuales se encontraron seis palillos de bronce que datan de hace más de 3.200 años.

Sin embargo, fue durante los años de Confucio, en torno a los siglos V y IV a.C. cuando los palillos fueron concebidos como la mejor prueba de la no violencia, una doctrina siempre ligada al vegetarianismo y las filosofías zen que nutren la historia del gigante chino. El cuchillo y el tenedor, vistos a ojos de aquella época, eran símbolos de violencia, guerra y avaricia, pues también debemos saber que la comida china se cocina y se corta siempre en pequeños trocitos que deben ser consumidos con un cierto arte meditativo y un sentido del conformismo propio de las muchas épocas de pobreza que ha atravesado China.

Aprende más: 5 curiosidades de la cultura china poco difundidas

por que los chinos comen con palillos 2
Monkey Business Images Ltd/Monkey Business/Thinkstock

Comidas para comer con palillos

Entre estas comidas más "minimalistas" encontramos el típico cuenco de arroz que suele acompañar la mayoría de los platos chinos. Un bocado comedido de este alimento es ideal si nos servimos de los palillos. Además, estos también facilitan la posibilidad de combinar una porción de arroz con una pizca de otros platos como ternera con setas, pollos con salsas o guisos de verdura. Respecto a las sopas, la cuchara de madera siempre ha sido el utensilio estrella (e irremediable) salvo cuando estas llevan verduras, tofu o trozos de carne (también en trozos pequeños) y cuyo consumo siempre es más propicio con los palillos.

Motivos históricos aparte, los palillos representan el propio ritual de toda mesa familiar china. Estos no pueden utilizarse para golpear los cuencos o vasos, pues está visto como un gesto maleducado tan solo aplicable a los mendigos que golpean con los palillos para pedir comida en las calles. Se suele servir primero la comida a las personas mayores y el cuenco de arroz se sitúa lo suficientemente cerca de la boca con tal de facilitar el bocado y convertir la comida en un momento ciertamente comedido, de cortos gestos. 

Actualmente el tenedor y el cuchillo son también utilizados en numerosos restaurantes chinos, si bien en el país por excelencia donde se come con palillos, estos aún forman parte de la mayoría de restaurantes, comidas y, básicamente, la cultura china del siglo XXI. Un fascinante elemento que, nosotros los occidentales, no sabemos utilizar tan fácilmente la primera vez, de modo que si te dispones a visitar un restaurante chino  o, especialmente, vas a viajar al país, nunca vendrá mal aprender las sencillas directrices del vídeo adjunto.

Y, por cierto, procura no desear buen provecho al sentarte a la mesa, pues los chinos sólo te tomaran como el divertido extranjero que no abandona sus costumbres. 

Muy curioso: La antigua tradición china de venderse los pies

Larazón por la que los chinos comen con palillos se nutre de numerosas influencias filosóficas además de la necesaria funcionalidad para unos primeros hombres que sustituyeron las ramas por estos palillos extraídos de la propia madera y que debían emplear como un modo de convertir las comidas en un acto meditativo más que guloso o violento. Uno de los grande iconos de la cultura china cuya forma de utilizar en las comidas, en realidad, envidiamos un poco. Pero nunca es tarde para aprender.