explora

6 lugares perdidos del mundo que debes descubrir antes que nadie

6 lugares perdidos del mundo que debes descubrir antes que nadie 1
Ameeth/iStock/Thinkstock

A pesar de vivir en un planeta altamente explotado en muchos aspectos, todavía quedan ciertos rincones frecuentados por unos pocos y avispados viajeros. Islas de arrecifes inexplorados, selvas mágicas o lagos perdidos en las alturas componen este repaso en el que te sugerimos 6 lugares perdidos del mundo que merecen ser descubiertos.

6 lugares perdidos del mundo que debes descubrir antes que nadie 2
Karol Kozlowski/iStock/Thinkstock

#1 Socotra (Yemen)

A 250 millas de la costa de Yemen yace esta isla apenas alcanzada por la red eléctrica y de Internet, donde los árboles llamados Sangre de Dragón quedan desperdigados a través de los páramos como los mejores anfitriones de un microcosmos de apariencia ficticia. Locales amables, playas paradisíacas, acampadas bajo un mar de estrellas, especies exclusivas y un clima árido tropical que ondea uno de esos lugares extraños y fascinantes del planeta.

6 lugares perdidos del mundo que debes descubrir antes que nadie 3
craig chiasson/iStock/Thinkstock

#2 Huacachina (Perú)

Situado en el desierto sureño de Perú, este oasis surgido del mejor espejismo se compone de un pequeño pueblo rodeado de palmeras en torno a una laguna de la que, según dicen, una sirena despierta cada año para llevarse a un hombre consigo. Perdido y cálido, Huacachina vive de los turistas y nómadas, los cuales pueden atreverse a vencer las temperaturas de camino a un océano Pacífico situado a una hora de distancia.

6 lugares perdidos del mundo que debes descubrir antes que nadie 4
IPGGutenbergUKLtd/iStock/Thinkstock

#3 Antártida

Aunque muchos lo conciban como un territorio difícil de visitar, muchos barcos zarpan a los confines del mundo, especialmente desde la ciudad argentina de Ushuaia. Se recomienda visitarla entre noviembre y marzo para una mejor apreciación de los páramos nevados, además de miles de pingüinos, focas y ballenas que dan la bienvenida al fin del mundo.

6 lugares perdidos del mundo que debes descubrir antes que nadie 5
simon gurney/iStock/Thinkstock

#4 Siquijor (Filipinas)

También conocida como Isla del Fuego, este paraíso escondido en el corazón de Filipinas rebosa una naturaleza exuberante colmada de selvas tropicales y playas como Paliton Beach o Tongo Point, ideales para la practica de snorkel y buceo. Además, el pasado de la isla evoca un mundo de místicos conjuros y brujería que incluso se permiten campañas virales en YouTube, aportando un aire mágico a esta isla perdida.

6 lugares perdidos del mundo que debes descubrir antes que nadie 6
egal/iStock/Thinkstock

#5 Burano (Italia)

Al visitar Venecia parece que solo tienes ojos para esa gran isla surcada por canales y palacetes históricos. Sin embargo, entre las otras 118 islas del destino italiano yacen pequeñas joyas como este pueblo de casas coloridas a 40 minutos en vaporetto de Venecia donde el pescado, los paseos románticos y la adquisición de artesanía local son un obligado. 

6 lugares perdidos del mundo que debes descubrir antes que nadie 7
jirabu/iStock/Thinkstock

#6 Lago Pangong Tso (Tibet/India)

Si buscas un lugar donde abstraerte y respirar uno de los entornos más puros del mundo, el Himalaya es tu lugar. Más aún si te aproximas hasta este lago de azul superlativo que respira entre montañas milenarias y bajo un cielo místico. Situado a 5 mil metros de altura, el Pangong Tso no es solo un lugar obligado para esos nómadas aventureros, sino también para los amantes del birdwatching o aquellos que anden buscando un buen lugar donde meditar. 

Te interesará: Destinos imperdibles para los amantes de lo exótico

Estos lugares perdidos del mundo están esperándote, susurrando entre los recovecos de un mundo cada vez más masificado. Lagos celestiales, islas perdidas, pueblos con encanto o glaciares lejanos conforman la amplia selección de destinos desconocidos (o quizás menos masificados) que siguen esperándote allá afuera, intentando probar tu sentido de la espontaneidad durante los viajes.