explora

Qué hacer si tengo que esperar muchas horas en un aeropuerto

que hacer si tengo que esperar muchas horas en un aeropuerto 1
pojoslaw/iStock/Thinkstock

Una escala entre dos destinos, una llegada demasiado prematura o una noche para ahorrarnos pagar un hotel, son algunos de los motivos que llevan a muchos turistas a permanecer en un aeropuerto durante largas horas. Una experiencia que, a pesar de parecer soporífera en un primer momento, puede convertirse en una perfecta ocasión de desconexión, oportunidad para adelantar trabajo o sentirnos en un club social impensable. Tomemos nota acerca de qué hacer en una espera larga en el aeropuerto.

El tiempo es oro

Lo primero será facturar, o si aún no ha sido establecido el plazo para hacerlo por nuestra aerolínea, podemos hacer uso de las típicas consignas. Esperar largas horas en el aeropuerto cargando una maleta pesada es el primer signo que puede volver una estancia así en un infierno, ya que nos veremos obligados a llevarla con nosotros de un lado a otro. No olvidemos que un aeropuerto, en ocasiones, es como un particular parque temático, con muchos establecimiento que ojear o bares donde tomar algo, terminales que consultar o incluso esa necesidad de ir al baño que reside al otro lado del recinto.

Si viajamos solos, la conexión wifi puede convertirse en nuestro mejor aliado. Si bien en muchos aeropuertos es de pago, podemos abonar la cantidad, hacer uso de los ordenadores disponibles o incluso utilizar la conexión web de nuestro smartphone. Buscar un sitio donde conectar nuestro laptop y estaremos listos para escribir, quizás actualizar nuestro blog, compartir las fotos del viaje en las redes sociales o documentarnos sobre nuestro próximo destino. 

que hacer si tengo que esperar muchas horas en un aeropuerto 2
IPGGutenbergUKLtd/iStock/Thinkstock

Los aeropuertos son siempre un interesante foco social por el que pasan personas con nuestra misma motivación, de muchos países diferentes y quizás también, a la espera de un vuelo que parece eterno. Cuando muchos viajeros se encuentran entre sí, la conversación surge de forma más espontánea que, por ejemplo, en el subte de nuestra ciudad o en una sala de espera convencional. Encontrar una persona con la que compartir impresiones de un destino o tomar un café mientras charlan de temas varios puede convertirse en el mejor aliciente de nuestra espera, quien sabe si para una amistad, un conocimiento casual o incluso algo más, pues es en los viajes donde la vida se vuelve algo más impredecible. 

Si fumas, las salidas al exterior se convierten en un consumo (o desperdicio) de tiempo más. También hacer una llamada telefónica o simplemente sentarnos a contemplar el atardecer se convierten en pasatiempos sencillos pero a veces necesarios.

Exploración

Como he comentado anteriormente, un aeropuerto puede ser un particular parque temático o centro comercial. Perfumerías, bares, librerías, todo se aglutina para entretener e impulsar a consumir al viajero. Si lo nuestro es gastar poco dinero, comprar una revista, tomar ideas para un futuro perfume o un batido en una mesa con vistas pueden ser buenas opciones, si bien ya todos conocemos los altos precios de estos lugares.

Para quienes quieran visitar la zona de duty free, también pueden aprovechar para comprar esos cigarrillos tan caros en nuestro próximo destino o chocolatinas para sopesar el viaje. Aprovechar para comprar los típicos souvenirs para familiares y amigos de vuelta a casa también se convierte en una recomendable opción.

que hacer si tengo que esperar muchas horas en un aeropuerto 3
vanbeets/iStock/Thinkstock

Por último, nos queda la opción más sencilla, y en ocasiones necesaria: dormir. Si llevamos una estera o saco de dormir con nosotros y nos encontramos en horario nocturno, intentar encontrar una mínima comodidad en algún rincón resguardado de la terminal es la opción más común. No olvides guardar dentro del saco tus pertenencias y relajarte, pues los aeropuertos suelen cerrar sus puertas y servirse de vigilancia durante parte de la franja nocturna. Al día siguiente te despertarás con buena energía para proseguir con el viaje e incluso tomar un buen desayuno como si se tratase del hotel más informal.

Nada mejor que la creatividad y curiosidad para dejarnos llevar, adelantar asuntos pendientes e incluso disponernos a encontrar una buena y casual amistad en un aeropuerto. Nada mejor para continuar con energía y motivación hacia nuestra aventura.

Ver también: Qué hacer si quedo varado en un aeropuerto

¿Qué sueles hacer en el aeropuerto ante esta típica situación?