explora

Consejos para hacer de las vacaciones una cura antiestrés

consejos para hacer de las vacaciones una cura antiestres 1
yaruta/iStock/Thinkstock

Si salir de vacaciones consiste en pasar tiempo con la familia, al tiempo que se garantiza la felicidad de los hijos, no se debe olvidar, sin embargo, que también los adultos deben poder disfrutar del tiempo de descanso. Veamos algunos consejos prácticos para pasar unas vacaciones antiestrés.

Cruceros, complejos hoteleros, parques de atracciones con alojamiento, etc., las posibilidades de elegir una fórmula todo incluido son enormes. El principio reside en el control del presupuesto. Se deben priorizar las ofertas que proponen diversas actividades susceptibles de responder a las necesidades de la familia, sin olvidarse de los pequeños placeres que todos buscan.

Si se tiene la intención de visitar la ciudad, es conveniente informarse bien y por adelantado de las actividades accesibles que hay en cada lugar. Por otro lado, se debe prever un importante margen en el presupuesto para la gastronomía y poder comprar algún recuerdo.

Establecimientos con amplias prestaciones

A la hora de elegir el hotel, se debe priorizar el que ofrezca el máximo de prestaciones. En efecto, se disfruta mejor de las vacaciones si todo está al alcance de la mano. La piscina y los campos de juego son de rigor para los niños dinámicos, y para los adultos, un masaje, un spa, o incluso un centro de belleza y de wellness. Si los niños son de corta edad, lo ideal es decantarse por un hotel que tengan guardería.

consejos para hacer de las vacaciones una cura antiestres 2
Goodluz/iStock/Thinkstock

También se puede disfrutar de todos los placeres sin contratiempos y pasar un tiempo con la pareja. En caso contrario, se puede organizar una custodia alterna. Por ejemplo, para unas vacaciones de una semana, se puede contar con la mitad del día para actividades comunes como paseos, o ir a la playa, y dejar tiempo libre para vivir el resto del día con la pareja.

Desconexión del trabajo

La cosa parece evidente, y sin embargo son muchas las personas que se resisten a no mirar el móvil, o abrir el correo electrónico, con la posibilidad de estar en todo momento disponible en caso de que surja algún problema en el trabajo. Ciertamente, esta es la mejor manera de no disfrutar plenamente de las vacaciones.

consejos para hacer de las vacaciones una cura antiestres 3
omgimages/iStock/Thinkstock

En efecto, a fuerza de pensar en el trabajo que espera a la vuelta de las vacaciones, o intentando adelantar algo de la tarea pendiente, se termina por olvidarse de vivir momentos únicos con la familia, y por supuesto de disfrutar de un relax completo.

En definitiva se trata de vivir el momento presente y olvidarse de todo el resto. En caso de urgencia o de necesidad, siempre se puede dejar el número de teléfono del hotel a las personas de confianza, que si lo necesitan, podrán dejar un mensaje.