explora

Viaje a Groenlandia: una visita a Nanortalik

Viaje a Groenlandia una visita a Nanortalik
Anders Peter Amsnæs/iStock/Thinkstock

Es casi seguro que no muchos de ustedes planearon visitar Groenlandia alguna vez en sus vidas, pero no saben lo que se pierden al no hacerlo, ya que el país tiene un clima y paisaje único en su clase, y ciudades muy bellas que están dispuestas a recibirlos con los brazos abiertos para que disfruten del ambiente y de las montañas nevadas. Una de éstas es Nanortalik, la ciudad más al sur del país, que tiene una variedad de elementos naturales particulares, como fiordos profundos, bosques y praderas, y hasta altísimos precipicios.

En las alturas

La ciudad se ubica dentro de la isla pequeña del mismo nombre, y se beneficia de tener sus costas en contacto directo con el Mar de Labrador, además de estar muy cerca del Cabo Despedida y el Cabo Egede. Aunque sólo puede ser accedida mediante helicóptero, tiene contacto directo con la isla vecina de Qeqertarsuaq y está a kilómetros de los hermosos fiordos de Lindenow y el popular Tasermiut, locación ideal para visitar en su paso por la ciudad. Hablando geográficamente, Nanortalik sólo posee dos montañas, la de Quaqqarsuasik (de 559 metros de alto) y Quassik (308 metros).

Viaje a Groenlandia una visita a Nanortalik 1
oversnap/iStockphoto/Thinkstock

Éstas, y al menos dos picos que son los más conocidos por los escaladores que no se quieren enfrentar a las alturas (Ketil y Ulamertosuaq) se encuentran todos en el fiordo de Tasermiut, y seguro que vieron alguna fotografía de este impactante paisaje en algún calendario de pared pero no lo habían reconocido. Estas montañas son muy difíciles de escalar, incluso más complicadas que las de ciertos sectores de los Alpes, por lo que sugerimos que, si planean subir a éstas de todos modos, renten la asistencia de un profesional y equipo adecuado.

Navegando por luces

Viaje a Groenlandia una visita a Nanortalik 02
Anders Peter Amsnæs/iStock/Thinkstock

Pero no sólo existen montañas en el panorama, sino que además la ciudad nos brinda una escasa cantidad de bellos edificios y, por supuesto, aguas para surcar sin inconvenientes. Para esto último recomendamos visitar la Oficina de Turismo, en donde podrán rentar kayaks para recorrer el sector del popular fiordo montañoso. Como atracción acuática tenemos además los manantiales de Uunartoq, que pueden ser difíciles de navegar por su temperatura, así que rogamos que tengan cuidado si realizan esta actividad.

Entre las otras vistas interesantes, recomendamos las exhibiciones varias del Museo de Nanortalik, que se expande por más de una edificación y que alberga material histórico de todo tipo, incluyendo herramientas y transporte que data de siglos atrás.

Viaje a Groenlandia una visita a Nanortalik 03
Anders Peter Amsnæs/iStock/Thinkstock

Como si eso fuera poco, de la ciudad se puede ver la Aurora Boreal, incluso estando tan al sur del país, pero para eso tendrán que alejarse de la zona urbana, una vista única e inigualable dentro de una ciudad de las mismas características.

¿Les gustaría viajar y conocer Groenlandia?