explora

Monastir, la playa junto al desierto

Monastir la playa junto al desierto
COffe72/iStock/Thinkstock

Monastir es una villa situada al noreste de Túnez, país que tiene el 40% de su territorio ocupado por el Desierto de Sahara. Nada más distinto a ello que las costas del antiguo puerto pesquero de Monastir, que cuenta con las más bellas playas junto al inmenso desierto. Monastir posee su propio aeropuerto internacional que la conecta a diario con las principales capitales europeas de occidente.

El pasado y los tiempos modernos

Monastir la playa junto al desierto 1
Gelia/iStock/Thinkstock

La ciudad fue construida sobre las ruinas de una villa romana llamada Ruspina. Su principal característica es el bien conservado Ribat de Harthema, que era esencialmente una fortaleza de mediano tamaño con una alta torre cilíndrica que permitía a las fuerzas militares de la época tener una visión amplia del mar ante eventuales llegadas de flotas navales hostiles desde Bizancio. Hoy en día se ven desde allí el Mausoleo de Bourguiba Hassan y el cementerio musulmán.

Pero no sólo la fortaleza (comenzada en el siglo VIII y culminada en el siglo XIX)  atrae visitantes, sino también las arenas costeras bañadas por aguas color turquesa y su agradable temperatura durante todo el año. Lo que se espera de un gran centro turístico y aún más lo tiene Monastir; buceo, pesca, windsurf y canotaje son sólo algunas de las actividades para disfrutar con amigos o en familia.

Monastir la playa junto al desierto 2
Gelia/iStock/Thinkstock

De compras y paseo por Monastir

Para realizar compras nada mejor que ir al Zoco (souk o mercado), que se encuentra ubicado en la parte vieja de la ciudad. Nada falta allí, ropa, joyas, tapices, artículos de cuero y mil productos más; y si los precios nos parecen elevados en un principio, no podemos dejar de regatear, así obtendremos una rebaja de al menos la mitad, una costumbre muy arraigada en los comerciantes de la zona. La gastronomía de Monastir nos ofrece delicias como el pescado marinado, guisos de legumbres muy condimentados, con abundante cebolla, pimientos y tomates; además del uso, casi exclusivo, de aceite de oliva para la confección de la mayoría de los platos.

Monastir la playa junto al desierto 3
Flickr/mirecek

También desde la villa podemos tomar paseos guiados que nos llevan a ver el anfiteatro romano de El Jem; o Kairouanm, que es el centro espiritual del Islam; o las muy bien conservadas ruinas romanas de Dougga; si disponemos de un poco más de tiempo podemos incluso llegar hasta Cartago y Sidi Bou Said. Además las excursiones al desierto nos permiten conocer los usos y costumbres de las numerosas tribus bereberes de la región. Vacacionar en el norte de África es adentrarse en un mundo maravilloso con decenas de contrastes, desde la bella Monastir ese mundo está a un solo paso.

¿Les gustaría visitar esta hermosa villa?