explora

Cómo comunicar en el trabajo que me voy de viaje

Como comunicar en el trabajo que me voy de viaje 1
Jupiterimages/Creatas/Thinkstock

La rutina laboral es el principal motivo que nos incita a viajar, no sólo mediante escapadas de fin de semana, sino también haciendo viajes largos, entregándonos a la total desconexión gracias al arte de viajar.

Es un buen modo de invertir nuestro sueldo, pero antes de emprender, debemos dejar bien cerrado el asunto con nuestros superiores, a los que habrá que informar. He aquí algunos consejos para avisaren el trabajo sobre un viaje largo.

Primero, debes planificar el viaje

Como comunicar en el trabajo que me voy de viaje
Monkey Business/Thinkstock

Uno de los consejos para comunicar a nuestro jefe que queremos un año sabático o seis meses de vacaciones es hacerlo con precisión y bastante antelación, por lo que nuestro viaje debería estar lo suficientemente planificado antes de anunciarlo, y especialmente tener clara la fecha de salida y vuelta si es posible (sin tener comprados los billetes), de este modo permitimos a nuestros superiores suplir con eficacia nuestro puesto durante ese tiempo.

El hecho de comunicar en el trabajo que nos vamos de viaje es un motivo que queda en manos de nuestros superiores, no de compañeros de trabajo, por lo que debemos ser discretos y no desvelar nada a nuestros colegas, pues siempre hay un típico que se va de la lengua, creando un ambiente de crispación entre tu jefe y tú antes de que hayáis hablado cordialmente.

Una vez que estamos decididos a comunicarlo, lo mejor será pasar por su oficina y preguntarle su disponibilidad para hablar tranquilamente, pues estos asuntos, tratados con rapidez siempre deja muchas preguntas y conclusiones en el tintero. De modo que debemos pedirle cordialmente un momento en el que esté menos ocupado y acudir con toda la sinceridad y predisposición.

Frente a frente

Como comunicar en el trabajo que me voy de viaje 2
iStock/Thinkstock

En algunos países donde la crisis económica domina estos tiempos de tensión laboral quizás sea más recomendable esperar a mejores épocas para viajar durante varios meses. Un año sabático en España puede ser motivo de una excusa perfecta para aprovechar tu ausencia y no poder recuperar tu puesto a la vuelta del viaje.

Es por ello que ante todo debemos estar receptivos, sugerir, ser humildes cuando hablemos con nuestros superiores, pues exigir no es lo más recomendable, simplemente debemos exponer nuestra situación. En países como Francia, esta decisión va seguida de una carta a los altos cargos para corroborar las razones por las que viajas, simpatizando con aquellos que viajan por motivos familiares o altruistas, no únicamente por placer.

Una vez estemos frente a nuestro jefe y le hayamos expuesto la situación y esperemos su respuesta, lo mejor será dejar claras las pautas a seguir durante tu ausencia: posible cotización de Seguridad Social a pesar de la suspensión de sueldo, fechas (algunas empresas otorgan un máximo de tiempo sabático) o qué mes sería más recomendable partir (respecto a tu utilidad en la empresa o mayores períodos de actividad de la misma). Con esta última opción nos ganaremos la actitud de nuestro superior ya que estamos predispuestos a partir cuando él considere más recomendable o necesario.

La humildad, cordialidad y seguridad de tus objetivos son características que debemos tener presentes si queremos inspirar un feedback positivopor parte de nuestros superiores, de modo que si estás pensando en desconectar del trabajo viajando, lo mejor será que planifiques un poco, veas las fechas que te interesan (teniendo flexibilidad para modificarlas levemente) y acudir a hablar con tu jefe lo antes posible.

¿Alguna vez anunciaste en tu oficina que querías tu año sabático para viajar? ¿Cómo fue?