Misiones Jesuíticas a toda luz y sonido

misiones jesuiticas a toda luz y sonido
Patrick Gijsbers/iStock/Thinkstock

El resplandor de la noche en Misiones es la excusa ideal para explorar esta provincia del litoral argentino desde una despectiva un tanto mística y mucho más emocionante, pues a su ya gran variedad de actividades relacionadas con el turismo ecológico y sus espectaculares paisajes se ha sumado una nueva y llamativa atracción que nos permitirá descubrir las antiguas ruinas de San Ignacio Miní a través de un show de luces y sonidos.

El espectáculo que llena de vida los viejos muros de este histórico sitio que, hace más de 3 siglos los indígenas guaraníes junto a los religiosos de la Compañía de Jesús hicieran de su hogar, exhibirá unos sorprendentes efectos técnicos que combinarán efectos visuales, sonoros y actorales con la misteriosa cultura que supo crearse en esta región de América del Sur.

misiones jesuiticas a toda luz y sonido 1
Patrick Gijsbers/iStock/Thinkstock

A medida que la noche avanza, se podrá comenzar a descubrir la historia de la Misiones jesuíticas, las costumbres que alguna vez imperaron en estas reducciones, la forma de trabajo y los rituales que hasta hoy día se observan su influencia en los pobladores locales.

Las reducciones jesuíticas

Declaradas como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1983, ubicadas a unos 60 kilómetros de la capital de Misiones, se levantan estos sorprendentes vestigios de la evangelización americana, que impresionan con sus labradas edificaciones, muchas de ellas enormes, realizadas en base a piedras de asperón rojo y rocas eruptivas.

misiones jesuiticas a toda luz y sonido 2
photopicturesproject/iStock/Thinkstock

El trazado urbano de esta “ciudad” es uno de los trabajos más destacados que efectuaron los jesuitas, dándole forma a su misión con cuidadas construcciones que cubrían las viviendas de los religiosos y de los indígenas, talleres y espacios de almacenaje, el hospital, el cabildo, el patio central o plaza de armas y la iglesia.

misiones jesuiticas a toda luz y sonido 3
Patrick Gijsbers/iStock/Thinkstock

Un recorrido innovador

El recorrido que ofrece el Espectáculo de Luz y Sonido en San Ignacio Miní dura aproximadamente unos 45 minutos, y el guiado puede realizarse en ingles, francés, alemán y portugués, en grupos no mayores a 80 personas.

misiones jesuiticas a toda luz y sonido 4
Patrick Gijsbers/iStock/Thinkstock

Verdaderamente se trata de un sitio majestuoso y misterioso a la vez, donde se podrá disfrutar de los restos arqueológicos de una cultura única en el mundo, que refleja el ideal de una sociedad teocratita y constituye un claro ejemplo de la expansión del cristianismo en América.

Si a todo esto le sumas la singular experiencia de visitar las Misiones Jesuíticas inmerso en un ambiente especialmente preparado para la fantasía, la provincia de Misiones y las ruinas de San Ignacio Miní se transforman en un destino turístico imperdible.

¿Has conocido estas ruinas maravillosas? ¿Las recomiendas?