explora

Un día de paseo por Venecia

Recorrer la hermosa ciudad de Venecia en un día es imposible sin perder alguno de sus atractivos, que siempre es recomendable visitar con tiempo, pero como hoy en día los viajes rápidos y circuitos que abarcan a grandes rasgos museos, edificios antiguos y zonas de reconocimiento internacional están de moda, hoy realizaremos un itinerario veloz por lo mejor de Venecia, así que a prepararnos para un día intenso.

Comenzando una mañana intensa

Llegar a Venecia en tren, partiendo desde Roma, es una experiencia bastante singular ya que uno de los horarios más comunes de llegada es el de las 7 de la mañana y la ciudad de los canales ya nos recibe con toda su majestuosidad desde temprano. La recomendación: un buen desayuno en la estación y una ducha porque, aunque no lo crean, muchas de las estaciones de tren tienen duchas exclusivas para los viajeros.

La tarifa es de poco más de 3 euros e incluye champú, toalla y gel, todo lo necesario para refrescarse antes de empezar a recorrer una de las ciudades más hermosas de Italia.

78632243
Jupiterimages/Pixland/Thinkstock

El vaporetto y la Plaza de San Marcos

El nombre de Plaza San Marcos no suena desapercibido si has leído un poco con anterioridad sobre Venecia. Es la zona más importante y allí se encuentran dos atracciones imperdibles: el Palacio Ducal y la Basílica.

Para llegar, desde la estación, lo más recomendable es tomar el vaporettó, esa especie de autobús acuático que recorre los canales de Europa y cuyo recorrido tiene una parada justo en la Plaza San Marcos.

Al recorrer las callejuelas de Venecia nos encontraremos con decenas de puestos donde se venden las tradicionales máscaras del carnaval. El cristal de murano también es muy famoso y utilizado en todo tipo de piezas, pero los precios varían así que hay que recorrer la ciudad para conseguir buenas ofertas.

160115477
iStockphoto/Thinkstock

Una buena cena antes de dormir

Después de un día de paseo recorriendo iglesias, monumentos y museos, Venecia invita a descansar y disfrutar la mejor gastronomía en sitios como la Ostería da Alberto. Y luego un hospedaje tranquilo antes de seguir viajando por Europa.

Venecia es una ciudad de mucha historia y un diseño singular, de canales y pequeños puentes. Es ideal para recorrer a pie y como punto de conexión en las rutas que siguen los trenes que cruzan Europa.