explora

Yamoussoukro: la ostentosa capital de Costa de Marfil

Yamoussoukro capital de Costa de Marfil
Kongraoul/Wikimedia

La cultura y naturaleza africana se extiende en todo el continente. Pero tal vez su mejor representación se encuentra en Costa de Marfil, y eso se lo debe a su gente. Sin embargo, su impronunciable capital administrativa, Yamoussoukro, cuenta con cierto grado de ostentación, algo poco particular en el continente africano.

Al llegar a Yamousukro nos encontramos con avenidas extremadamente anchas, a pesar de que a menudo reina la soledad en ellas. No obstante, su mayor orgullo es la basílica más grande del mundo. La basílica de Nuestra Señora de la Paz fue construida con mármol italiano y tiene 7000 metros de vitraux. Quedarse afuera en una ceremonia es imposible porque este templo puede albergar 7.000 personas sentadas y 11.000 más de pie.

Yamoussoukro capital de Costa de Marfil 01
Zenman/Wikimedia

Si de ostentaciones se trata, un ex presidente no se quedó conforme con lo que ya tenia la ciudad entera y decidió ordenar la construcción del Palacio presidencial, que nada tiene que envidiarle al Palacio de Versailles. Su arquitectura es fantástica pero los aplausos se lo llevan las lagunas que rodean el antiguo palacio. Estos espejos de agua no son tan solitarios como las grandes avenidas, sino que tienen unos habitantes particulares, cocodrilos.

Yamoussoukro capital de Costa de Marfil 02
Zenman/Wikimedia

La mezquita de la ciudad presenta una arquitectura tan impresionante como bella. Visitarla es casi obligatorio. No todo es excentricidad, a una hora de la ciudad se encuentra la Reserva Abokouamekro, toda la fauna africana en un solo lugar.

Un dato a tener en cuenta es que la ciudad posee el aeropuerto más grande del continente que puede albergar el famoso Concorde. No importa si llegamos en ese avión o en otro, lo importante es incluir este maravilloso destino como opción para nuestras próximas vacaciones exóticas.