explora

La ciudad galáctica de Matmata

91425962
iStockphoto/Thinkstock

Es innegable que las tierras árabes tienen ese gustito a misterio, leyendas y mitos envueltos en magia y fantasía. Tierras áridas que nos sorprenden por la historia que va inscrita en cada una de las grietas de sus suelos… Misticismo y espectacularidad, confluidos en ciudades tan sorprendentes como Matmata, en Túnez.

91811964
iStockphoto/Thinkstock

Situada a 35 km al suroeste de Gabès, es una ciudad que destaca por sus asombrosas construcciones subterráneas. La leyenda cuenta, que mientras gobernaba al mundo el imperio romano, este envió tropas egipcias a invadir el territorio de Matmata para convertirla en su ciudadela, con el permiso de eliminar a cualquiera que se interpusiera. El pueblo, escondió sus casas bajo la tierra cuarteada por el sol.

Se dice que de estas cuevas por las noches emergían monstruos justicieros. Ellos dejaban su nido subterráneo y avanzaban sigilosos bajo el amparo de la luna serena para teñirla de rojo mientras desfogaban su ira contra los invasores, resguardando así a su pueblo.

92101552
iStockphoto/Thinkstock

Fábula o historia, la verdad, es que este pueblo decidió permanecer protegido bajo el suelo tunecino desde aquellos ataques hasta 1967, cuando la inclemente lluvia los obligó a gritar a voces que ellos estaban guarecidos ahí y necesitaban ayuda. Sin embargo, aunque el mundo ya conocía el secreto que se escondía en las entrañas de Matmata, muy pocos fueron los que decidieron abandonar esta ciudadela troglodita.

Y como es de suponer, un pueblo de apariencia sobrenatural como este después de ser descubierto ante ojos maravillados no podía pasar desapercibido. Así fue que esta tierra cavernosa fue elegida tiempo después para convertirse en Tatooine, un planeta desértico, hogar de los Jawas y los Tusken Raides, quienes juntos a cientos de otros alienígenas bajo sus dos abrazadores soles, daban rienda suelta a sus actos delictivos, solo haciendo pausas para celebrar carreras épicas en naves estelares en la taquillera película de Star Wars.

De aquellos días de rodaje, provienen actualmente las visitas de diversos turistas, quienes atraídos no sólo por la singularidad del lugar se acercan deseosos y llenos de curiosidad por descubrir uno de los emplazamientos claves de la legendaria saga. Hoy en día, puedes alojarte en la casa de Skywalker, convertido en el hotel Sidi Diris. Todo un regalo para una legión de admiradores.

Sea que formes parte de los seguidores de la cultura galáctica, que te sientas invitado por la curiosidad de caminar en las profundidades, o quieras comprobar o dictar tu propia versión de sus leyendas, Matmata es un lugar que no puede ser ignorado una vez descubierto.