explora

Ventajas de tomar unas vacaciones cortas

vacacionescortas
haveseen - RF - Thinkstock

Hay muchas formas de tomar unas vacaciones para relajarnos. La mayoría de las personas creen que para irse de vacaciones necesitan una semana o mucho más para visitar cualquier lugar que hayan decidido, cerca o lejos, dentro o fuera de su país.

La verdad es que puedes tomar unas vacaciones muy cortas, de incluso un par de días cerca de tu casa, porque el propósito es relajarte y en este tipo de salidas también puedes hacerlo. Pueden ser una manera maravillosa de tener más energía y fuerza yendo tan lejos como un par de horas de distancia de donde vives.

Por supuesto, hay ciertas ventajas también de tomar vacaciones largas, si tienes más tiempo, porque podrás irte mucho más lejos, y claro, tendrás más oportunidades de quitarte todo ese estrés. Y además, te dará la oportunidad de irte a un lugar que no conozcas.

Pero estando cerca y con unas vacaciones cortas también tiene ventajas. La mayor de todas es que puedes hacerla con más frecuencia, porque comparando con tomarte una semana al año, es mejor irse aunque sea una vez al mes cerca. Esto ayudará que te relajes al máximo y no necesitas tampoco que sea algo extra costoso para disfrutar.

Continuando con la idea anterior, no regresarás luego de una semana de gastos pensando que tienes una enorme deuda, porque las vacaciones cortas cuestan mucho menos. Si estás cerca puedes ir en carro o en autobus desde tu ciudad o algo en las afueras, tomando un taxi o tren y consigue una posada agradable. Con eso tienes más que suficiente, aunque claro, también me llevaría a alguien para hacerme compañía.

La última ventaja que veo es que además son fáciles de planear. Para mi sería casi que sin planear, es una cuestión de decir "vamos este fin de semana de viaje", tener el dinero, reservar e irse. En el mismo lugar se consigue donde comer y todo lo que necesitemos. La maleta que empacar será pequeña y fácil, así que hay menos problemas.