explora

Nueva Orleáns, la bohemia norteamericana.

138088454
iStockphoto/thinkstock

Dicen que Nueva Orleáns es la ciudad más europea que existe en todos los Estados Unidos. No sé si esto es tan así, pero lo que sí sé es que esta ciudad es mágica, tiene un aire de mística bohemia casi indescriptible.

La razón por la cual Nueva Orleáns ejerce este magnetismo sobre el turista y sobre muchos que fueron un día y nunca la han podido abandonar reside en la mezcla de herencias culturales que aquí coexisten. Españoles, franceses, afro americanos y latinos han dado luz a una ciudad que respira música y bohemia.

Nueva Orleáns esta situada al fin del río Mississippi justo antes de su desembocadura, lo que aporta a una paisaje húmedo donde el río siempre tiende a la calma.

Todo en esta ciudad es jazz, y no un jazz como el de Memphis, Chicago o Nueva York, sino un jazz característico del lugar, que suele utilizar más los instrumentos de cuerda. Así, no podemos dejar de meternos en una y otra taberna donde no es difícil encontrar algún músico tocando.

En lo que a gastronomía respecta, toda la comida típica de Lousiana, estado en el que se encuentra esta ciudad, es de picante a extremadamente picante, por lo que os aconsejo tener mucho cuidado con lo que se llevan a la boca.

134212355
iStockphoto/thinkstock

Para pasear hay que salir sin rumbo, a la noche el  centro regala blues y jazz, durante las tardes es bueno caminar por el distrito Jardín, dónde las casas nos develan una arquitectura maravillosa de una época de oro ya pasada, y por la mañana, el paseo puede  ser por el río en barco, o por la costa a pie.

Para moverse por Nueva Orleáns, lo más practico es utilizar el autobús del servicio estatal que es mucho más barato que el resto y no esta nada mal. Además recomiendo hacer el paseo en tranvía (sacar boletos para visitantes en el hotel) antiguo que nos hace volver en el tiempo hasta una época de riqueza y apogeo de esta ciudad que duerme.

Algunos consejos que pueden resultar útiles. Si buscas más movimiento y fiesta visita Nueva Orleáns a partir del 6 de enero y la fiesta Madri Grass no te desilusionará. E intenta no ir justamente entre Junio a Septiembre, es temporada de huracanes...

Si eres bohemio o bohemia, si  te gusta el jazz y el blues y el calor te inspira una cerveza a la luz de la luna y a la orilla de un río, Nueva Orleáns es perfecto para ti.