Consejos para limpiar tocadiscos antiguos

consejos para limpiar tocadiscos antiguos 1
borzywoj/iStock/Thinkstock

Tener un tocadiscos antiguo es toda una fortuna, ya que además de ser objetos de colección, su valor aumenta con los años, sobre todo si son modelos raros o muy antiguos. Pero para conservarlos en buen estado y que su valor no disminuya, hay que seguir algunos consejos para limpiar tocadiscos antiguos y evitar que el polvo dañe su mecanismo.

Cómo limpiar tocadiscos antiguos

Necesitamos:

  • Aspiradora
  • Agua destilada
  • Alcohol isopropílico
  • Bolitas de algodón
  • Cepillo de cerdas suaves
  • Cotonetes
  • Jabón líquido neutro o para electrónica
  • Limpiador para aparatos electrónicos
  • Polish
  • Trapo de limpieza que no suelte pelusa

Procedimiento:

Lo primero que debes hacer es limpiar la carcasa o guarda polvo del tocadiscos. Quita lo más que puedas del polvo y mugre con el cepillo de cerdas suaves y la aspiradora. En algunos casos es necesario usar un compresor de aire y con cuidado soplar el polvo.

Luego humedece el trapo en una parte de jabón líquido por cinco de agua y limpia la carcasa. Es muy importante que el trapo no esté modado, de lo contrario podrías dañar el mecanismo del tocadiscos.

Cuando limpies las etiquetas o marcas siempre hazlo con cuidado de que no se borren o la humedad las destruya.

A continuación tendrás que limpiar parte del mecanismo del tocadiscos, con una brocha de cerdas suaves. Hay que limpiar especialmente el plato, los selectores de velocidad, el adaptador, el selector de tamaño, los botones de control y las salidas de audio.

consejos para limpiar tocadiscos antiguos 2
stocksnapper/iStock/Thinkstock

A las partes del tocadiscos es recomendable primero soplarlas suavemente con el compresor para que el polvo escondido salga, y luego aspirar ese polvo con la aspiradora para evitar que se adhiera nuevamente o se vaya a otros muebles. Una vez que ya no tengan polvo las partes principales continúa por limpiar el brazo fonocaptor.

Es muy importante tener mucho cuidado al limpiar la aguja del tocadiscos, pues si la dañas ya no sonarán bien los discos y tendrás que mandarla cambiar con un profesional. Para disminuir riesgos puedes pasar un cotonete con limpiador para aparatos o alcohol isopropílico, suavemente alrededor de la aguja, cuidando de no dejarle pelusas ni dañarla pues es muy frágil.

Ahora solo te queda limpiar el tocadiscos por fuera. Para eso nuevamente puedes ocupar el trapo humedecido en jabón líquido con agua destilada, o en caso de ser de una madera especial, usar un limpiador para madera.

Las partes metálicas las podemos limpiar con un trapo con limpiador para electrónicos o si están muy oxidadas con pulidor para metales. Si se tratan de mecanismos internos es mejor tener cuidado o mandarlo con un especialista. 

Ahora que tienes limpio tu tocadiscos antiguo, puedes seguir escuchando tus discos de vinilo favoritos.