hacks

Cómo lavar verduras de la forma correcta

como lavar verduras de la forma correcta 1
Fuse/Thinkstock

Cuando compramos vegetales, la mayoría de las veces no vienen limpios o aptos para el consumo directo, siempre tenemos que lavarlos antes, en especial aquellos que se comen crudos o con piel como es el caso de las frutas. Lavar las verduras y vegetales es muy importante para prevenir posibles afecciones de nuestro organismo, por eso hoy te explicaremos cómo lavar verduras de la forma correcta.

Preparativos para el lavado de verduras

Antes de comenzar con la tarea de lavar las verduras, limpia muy bien la superficie en dónde luego las apoyarás o cortarás; ya sea que utilices la encimera o una tabla de madera, fibra, acero, o de otro tipo. Bastará que lo hagas con agua y jabón, y que seques muy bien la superficie.

como lavar verduras de la forma correcta 2
iStockphoto/Thinkstock

Algo muy importante a tener en cuenta para la salud de todos aquellos que consuman los vegetales, es cualquier aditivo que se le añada con el fin de limpiarlos. Con esto me refiero a que no se debe dejar las verduras o frutas en remojo con algunas gotas de lejía (lavandina). Es una costumbre que tiene mucha gente y que es sumamente perjudicial, no hay que olvidar que es un producto muy abrasivo y aunque luego enjuagues con abundante agua, la sustancia queda impregnada en los alimentos. En su lugar, te ofrecemos otros métodos.

Alternativas naturales para la desinfección de verduras

como lavar verduras de la forma correcta 3
iStockphoto/Thinkstock
  • Colócalas en remojo durante 10 minutos con un chorro de vinagre de frutas, por ejemplo de manzana, también puedes utilizar limón. Luego enjuaga con abundante agua.
  • En un recipiente con agua y una cucharada de bicarbonato de sodio, introduce las verduras durante 10 minutos; una vez transcurrido el tiempo aclara con agua.
  • Toma un puñado de sal marina, añádela a un recipiente con agua y coloca dentro los vegetales por espacio de 10 minutos y enjuaga con agua.
  • Siempre puedes ayudarte con un cepillo de mano pequeño (úsalo solo para limpiar las verduras y frutas). Quita las hojas feas y marchitas, dejalas secar en un escurridor o bien sécalas con un paño limpio.
  • El agua en la que remojes las verduras debe estar a menos de 10 grados, siempre tiene que ser agua fría.

Con estos consejos, estarás llevando a tu mesa verduras limpias y nutritivas para alimentar a tu familia, libres de cualquier posibilidad de atrapar una infección por un lavado incorrecto.

Más información: Colorado State University