hacks

Cómo trasplantar

Como trasplantar 1
iStockphoto/Thinkstock

El trasplante de plantas puede hacerse por diferentes razones. Una de ellas es el aumento de tamaño de la planta, con el consiguiente desarrollo de raíces, y que de mantenerlas en la misma maceta podría afectar su crecimiento. 

Otro motivo para trasplantar plantas es la propia rotura del envase donde se encuentra plantada o simplemente que la tuvimos plantada en un sitio solo para que brotara, pero sus condiciones de crecimiento requieren que las cambiemos de lugar físico dentro de la casa, y en estas ocasiones puede afectar también una decisión vinculada a la decoración. 

Plantas y decoración

Es cierto que decorar la casa con plantas es una solución de diseño que le da mucha vida al hogar, por lo cual no es descabellado que prefiramos un tipo de maceta decorativa a otra, para que esté en sintonía con el ambiente. 

De todos modos,  el trasplante no se debe hacer con mucha prisa y hay que tener bien en cuenta la época y momento del año y día para hacerlo de modo que el resultado no sea malo para nuestras plantas, tanto si son plantas de interior, como de exterior.

Pasos a seguir 

Como trasplantar 2
Hemera/Thinkstock

Primero necesitas las macetas en donde la vas a colocar, siempre guardando precaución del tamaño de la nueva maceta y las condiciones de drenaje. Asegúrate además de contar con un buen abono con el cual mezclar la nueva tierra. Además, debes regar la planta desde el día anterior para que la tierra se ablande y sea más fácil de extraer sin dañarla.

Antes de proceder al trasplante, coloca un poco de tierra abonada en el fondo de la nueva maceta y luego coloca la planta en el centro. Asegúrate de que cabe del todo sin necesidad de apretarla, si no no vale la pena lo que estás haciendo. Agarrando la planta por el centro ve rellenando los extremos, poco a poco, de manera uniforme, de modo que quede cubierta pero sin llegar a los tallos verdes ni a las hojas inferiores, solo lo que corresponde a las raíces y crecimiento de la planta.

Una vez terminado de rellenar el contorno, presiona suavemente la tierra con los dedos asegurándote que quede un espacio de uno o dos centímetros entre la superficie de tierra y el borde superior de la maceta lo cual te permitirá el riego.

Como trasplantar 3
Hemera/Thinkstock

Finaliza volviendo a regar la planta para que vaya acomodándose y ubicándose de la manera más conveniente. Para facilitar su adaptación, tenla apartada unos días hasta que notes que tiene la misma vitalidad que antes.

Es un proceso sencillo, pero debes cuidarte de seguir estas sugerencias para cuidar la salud de la planta.