hacks

Consejos para guardar la ropa de fuera de temporada

Consejos para guardar la ropa de fuera de temporada 2
Stephanie Swartz - RF - Thinkstock

Ha llegado el invierno y sacaste tu abrigo más querido. Tienes un ataque de nostalgia y vuelves a mirar tu vestido de novia. Pero…algo anda mal. ¡Lo que guardaste está repleto de agujeros, amarillento, plagado de humedad! En esta nota te daremos algunos tips sencillos paraguardarla ropa de fuera de temporada y no te lleves una sorpresa desagradable cuando abras tu placard.

Cómo conservar la ropa

En primer lugar, lo primero que nos viene a la mente y que guardamos todos son los edredones y las mantas en verano. Ante todo, hay dos cosas que debemos evitar al guardar la ropa de fuera de temporada: las bolsas y cajas de plástico. Lo ideal es usar cajas que permitan la ventilación necesaria para la vestimenta.

Una de la opciones es usar una caja de rattan, ya que permite la ventilación de la ropa. En su defecto, puedes usar cajas de cartón con tapa para que puedas abrirlas y airearlas cada tanto. Cualquiera sea tu elección, antes de cerrarla, coloca en el interior algunas bolitas de naftalina o virutas de cedro, que sirven para repeler las polillas. Lo ideal es guardar la naftalina en una media vieja, así evitarás que entre en contacto directo con las prendas. Con la naftalina protegerás los tejidos evitando que se llenen de agujeros mientras están guardados.

Amarilleo y humedad: dos problemas solucionables

Un problema aparte es la ropa de color blanco. Sábanas, manteles, servilletas, toallas… Es muy probable que si atesoras un equipo completo de tu abuela o tu madre, hasta bordado a mano, de aquí a un año lo encuentres amarillento.

No te asustes: esto es normal y tiene una solución simple. Lo que debes hacer es sacar la ropa de blanco y sumergirla un par de horas en agua tibia con una taza de jugo de limón. Luego, la metes en el lavarropas y al terminar el lavado de ropa, la cuelgas. ¡Verás que habrá quedado como nueva! Solo tienes que tener la constancia de, al menos una vez al año, realizar este proceso de limpieza para que la ropa se siga conservando en perfectas condiciones.

Consejos para guardar la ropa de fuera de temporada 3
Nikola Hristovski - RF - Thinkstock

A la hora de pelear contra la humedad, existe una solución muy sencilla, económica y natural. Toma un trozo de un tronco de madera partido por la mitad en forma transversal, de manera que muestre la corteza. Luego colócalo en el fondo de tu placard. Cuando lo saques, tócalo: notarás que la madera se ha ablandado. Eso significa que el tronco ha absorbido la humedad del ambiente. Con renovarlo una vez en cada temporada, lograrás mantener un clima más seco en el espacio donde guardas la ropa. Aunque, lo ideal es no guardar la ropa en lugares húmedos o expuestos a los cambios de temperatura. Otra soluciónpara combatir la humedad del placard es colocar tiza.

En fin, siguiendo un par de sencillos consejos para guardar la ropa podrás conservar tus vestidos de fiesta, ropa de blanco y abrigos siempre impecables. ¡Ahórrate un dolor de cabeza por cada cambio de temporada!