hacks

Los espejos: su uso en nuestros hogares

espejos2
Serhiy Stakhnyk - RF - Thinkstock

Losespejos son artículos que pueden contribuir en la decoración de muchos espacios hogareños. Sus superficies reflectantes ofrecen sensación de profundidad y elevan la cantidad de luz de las habitaciones, lo que genera la impresión de que el lugar es mucho mayor. Durante la noche, devuelven chispas de los candelabros y lámparas que hay en casa, algo que puede ser encantador.

No importa la forma, estilo o época de un espejo, lo real es que son una gran adquisición. Pueden acentuar alguna zona apagada del cuarto o simplemente ser el elemento central. Si se ubican velas perfumadas junto a espejos pequeños, se reflejan sus imágenes hermosas y sus luces, dándole importancia a ese rincón.

Una opción muy agradable son los espejos móviles. Cada cierto tiempo se pueden cambiar de lugar para tener una vista novedosa de la casa. Los variados objetos y los ángulos en los que se reflejen brindarán perspectivas diferentes de las anteriores. Ello dotará al espacio de dinamismo y sorpresa.

Otra forma de usar los espejos es ubicándolos en los techos. En esa posición, los espejos crean una impresión de “tragaluces”. No sólo estos artículos adornan las salas, también pueden ponerse en los techos de las cocinas de tal modo que permitan ver lo que hay encima de armarios y muebles.

Los espejos ubicados adecuadamente también ayudarán a ahorrar energía eléctrica. En las ventanas pueden colocarse pantallas especulares que iluminen los lugares más oscuros. Al mismo tiempo, pueden usarse manteles y cubiertos de cristal brillante que reflejen el resto de la habitación y funcionen como vía de iluminación.

Cuando las habitaciones son pequeñas, una buena solución es poner grandes espejos ya que provocan una sensación de amplitud y brillantez. Si hay plantas por el área, su reflejo verde será una vista hermosa y muy relajante, que estimula el bienestar del ambiente.

Se puede expresar la personalidad a través de los espejos. En los cuartos infantiles, sus diseños pueden asociarse a personajes de cuentos y leyendas, a juegos diversos, a elementos divertidos; los de adultos pueden ser más formales o más desenfadados en dependencia de la decoración general de los dormitorios. Se pueden combinar con cortinas atractivas y buscar contrastes con los colores que sobresalen en la habitación.