hacks

Tablas para picar de colores: higiene en tu cocina

tablas%20para%20picar%20de%20colores
laurent rozier - RF - Thinkstock

La cocina es aquel lugar donde la higiene no debe faltar ni un solo segundo. Ahí, preparamos diariamente nuestros alimentos, y de no observar las condiciones adecuadas de limpieza, tanto en el manejo de la comida, como en el de los utensilios; podríamos contraer diversas enfermedades infecciosas.

Uno de las herramientas usadas en cocina, que necesita una atención apropiada, por su constante presencia en las diversas fases de la preparación de los alimentos, es la tabla de picar. De pasar por alto las debidas consideraciones, podemos arriesgarnos a propagar diversas bacterias y microorganismos a través de su uso.

Para comenzar, debes elegir la tabla de picar en el material más higiénico. Dile adiós a las que están hechas de madera, es un material poroso, propenso a acumular humedad y por ende bacterias, hongos y moho. El material más recomendado es el plástico.

Pero con eso no termina todo. Si bien es cierto que son más higiénicas, no evitan por sí solas que puedas cometer contaminación cruzada mientras cocinas. Es decir, realizar una transferencia de microorganismos perjudiciales para la salud, de un alimento a otro, por ejemplo, de uno crudo a uno cocido, a través de un utensilio de cocina.

A esto se añade también, el cruce de olores y sabores, que muchas veces permanece impregnado en elementos como las tablas de picar. Para evitar problemas de este tipo, es aconsejable contar con más de un ejemplar. Puedes usar una exclusivamente para alimentos crudos y otra para los preparados.

Sin embargo, la opción más recomendable, es recurrir al“código de color”de las tablas de picar. Esto implica, poseer 6 diferentes tablas, cada una diferenciada por un color que designa el elemento que está destinado a ser picado en ella. Tenemos la de color blanco, destinada a pastas, quesos, pan y similares; la tabla de verde, exclusiva para frutas y verduras; la tabla de corte amarilla, necesaria para las carnes blancas, como las de ave; la tabla de color azul, usada para pescados y mariscos; la roja, obviamente para las carnes rojas y una tabla de picar color marrón, destinada al manejo de alimentos cocidos.

Y ante tal cantidad de tablas, estarás recorriendo mentalmente tu cocina y pensando donde podrás organizar tanta variedad. No hay problema: hoy en día existen en el mercado diversas opciones para manejar este inconveniente. Encontrarás, por ejemplo, la Index Chopping Board, un dispositivo que contiene 4 de las tablas (una buena opción para empezar), son livianas y delgadas, y lo mejor de todo, están ordenadas a modo de archivador, permitiendo acoplarlas hasta en la cocina más diminuta.

Cada una, además, cuenta con una pestaña que muestra un icono que te hará recordar para que sirve cada una de ellas. Totalmente prácticas y hermosas, darán un toque de encanto a tu cocina, y lo mejor de todo, te apoyarán en la preservación de la salud de tu familia.