Consejos para aislar el ruido externo de tu hogar

noisepollution
Erik Reis - RF - Thinkstock

No hay nada peor que llegar a casa exhaustos del trabajo o de estudiar, sentarnos en el sofá o recostarnos en la cama, sintiéndonos aliviados de haber vuelto por fin a nuestro lugar favorito y que de pronto…música a todo volumen, vecinos gritando, tráfico congestionado… el ruido arruina tu momento de paz.

Hay ocasiones en que la presencia de ruidos molestos llega a ser intolerable, y lo digo por experiencia propia, mientras escribo este artículo no dejo de escuchar las bocinas de los autos, sonidos de motores, motocicletas corriendo a gran velocidad, sirenas de autos de policía y ambulancias. Realmente desquiciante, volviéndose en una constante y convirtiéndose en contaminación acústica.

Este es un problema cada vez más recurrente, y no me dejarás mentir, empeora si vives en la zona central de la ciudad. Aún así, nadie parece interesado realmente en combatir este problema que genera más que incomodidades, pues afecta directamente nuestra salud, generando trastornos en el sueño, disminución en el rendimiento y por supuesto, llegando a ser otro motivo para estar siempre estresados.

Es así que hoy quiero compartir contigo algunasalternativas para luchar contra este problema que he ido encontrando en internet, y ojalá puedan transformar este caos acústico en un oasis de paz.

Lo primero, y muy importante, si aún tu hogar está en construcción, habla urgentemente con el albañil e indícale que use en paredes y muros capas de materiales absorbentes para aislar el ruido, estas pueden ser las placas de yeso laminado o capas de lana de roca. Si ya ha comenzando a trabajar con la “masa” de construcción, pídele que incluya más de una capa de esta en los muros, cuanto más grueso sea este, más alejado estará tu hogar de los ruidos externos.

De no encontrarte en el caso anterior, puedes utilizar paneles de fibra de poliéster, cuadrados de corchos o paneles de madera sobre las superficies de las paredes.

También existe la posibilidad de usar vidrios de aislamiento acústico, compuestos por varias capas de vidrio de diferente espesor que en algunas ocasiones está también combinado con una lámina de PVC; recurrir al uso de ventanas dobles, como las que emplean en algunos hospitales, es decir, una ventana que cuente con dos vidrios separados por un vacio.

Estas remodelaciones se toman su tiempo, así que una opción de la que puedes valerte en el proceso es el uso de cortinas de materiales pesados.

Vale la pena probar estos métodos, todo con tal de decirle adiós definitivamente a la contaminación acústica, por lo menos mientras estas descansando en el sofá al volver.