¿Cómo organizar tu ropa fuera de temporada?

como organizar tu ropa fuera de temprada
Nikolaev - RF - Thinkstock

Salvo algunas excepciones, en la mayoría de los países existen estaciones diferentes que requieren el uso de ropa distinta. Es por eso que en muchos hogares se acostumbra a guardar la ropa de invierno cuando es verano y viceversa. Pero no todos tienen lugares apartados en el armario, por lo que es necesario colocar esa ropa en otro lugar y así no toparse con un saco de lana mientras uno está buscando el traje de baño para ir a la playa. Pero si quieres asegurarte de que tu ropa permanezca en buen estado durante esos meses que la dejas de usar, debes organizarla cuidadosamente.

Primero, deberías comenzar por tomarte el trabajo de lavarla correctamente. Una vez finalizada esta tarea, puedes comenzar a doblar las prendas y guardarlas en bolsas plásticas. Esto es más adecuado que hacerlo en cajas de cartón, que se arruinan fácilmente y hasta pueden ser roídas por ratones. Puedes colocar papel absorbente entre prenda y prenda, y en el fondo y la parte superior de las bolsas. De esta manera evitarás que agarren humedad y mal olor. Luego, asegúrate de que cada bolsa quede correctamente sellada.

Identifica las bolsas con un marcador o etiquetas para recordar lo que hay dentro de cada una. Esto es necesario sobre todo, en las familias numerosas. Será de mucha ayuda una vez que se precise volver desempacar toda esta ropa.

A pesar de estar bien selladas, es importante que guardes todas las bolsas en un lugar limpio y seco. Preferiblemente en un armario disponible o debajo de la cama. Evita los áticos húmedos para guardar tus prendas fuera de temporada.

Si sigues estas indicaciones, podrás asegurarte de que la próxima estación encontrarás tu ropa tal como la viste por última vez. Y así ahorrarte varios disgustos, sobre todo con esas prendas especiales que no quieres que se arruinen.