hacks

Velas aromáticas de pomelo

velas aromaticas de pomelo
chickscratch/Flickr

Según la Aromaterapia, los aromas provocan emociones. Personalmente creo que esto es muy cierto, y seguramente a ti también te ha sucedido que un aroma te haya traído bellos recuerdos haciéndote sentir feliz. Las velas aromáticas son perfectas para la Aromaterapia y si es tu caso que prefieres el aroma de pomelo, no puedes dejar de hacer estas velas artesanales. Verás que el proceso no es complicado y el resultado es una vela fabulosa, perfecta para decorar cualquier espacio.

Materiales:

800 grs. de parafina Desmoldante Pabilo 2 moldes rectangulares, uno más pequeño que el otro Varilla de metal Rodajas de pomelo Esencia para velas de pomelo Colorantes a la grasa: rojo y amarillo Cuchara placa de metal

Paso a paso:

Para comenzar diseca las rodajas de pomelo. Si no sabes cómo hacerlo, lee el paso a paso para hacer adornos ecológicos, pues es el mismo procedimiento. Para ir a la receta, pincha aquí.

Una vez tengas los cítricos disecados, derrite la parafina en un recipiente a baño María, agrégale un poco de esencia, pon un poco de parafina en un recipiente hasta que se seque la parte superior y entonces bátela con una cuchara. Pasa desmoldante por el molde pequeño, agrega unas cucharadas de la parafina batida y coloca en el centro la varilla previamente untada con desmoldante. Completa el molde con la parafina batida presionando con la cuchara para hacer un bloque compacto y desmolda.

Pasa desmoldante por el molde grande, agrega una pizca de colorante rojo y amarillo en el resto de la parafina y mezcla hasta homogeneizar el color. Vuelca 2 cm de parafina en el molde y deja que se endurezca la superficie.

Introduce la vela pequeña en el centro del molde grande, presiona para atravesar la parafina coloreada y presiona también hacia abajo la varilla incrustada en la vela pequeña, hasta que llegue al fondo.

Acomoda las rodajas de pomelo disecado alrededor de la vela apoyándolas en las paredes del molde. Termina de rellenar con parafina, deja secar, desmolda la vela, quita la varilla y coloca en su lugar el pabilo. Calienta la cuchara y alisa las paredes de la vela, dejando al descubierto las rodajas de pomelo.

El resultado es una vela hermosa con agradable aroma de pomelo. ¡Disfruta de esta fantástica manualidad!

Vía|Curso práctico velas 3, pág. 14