Cómo limpiar el cuero

como limpiar el cuero
Manuel-F-O - RF - Thinkstock

Limpiar el cuero de cualquier superficie puede ser algo muy difícil. Cualquier equivocación podría arruinar por completo el mueble o lo que estemos limpiando. Sin embargo, no es necesario tener miedo. Existen muchas formas de limpiar el cuero sin dañarlo y de lograr que se vea como nuevo. Da un salto y aprende los métodos para sacar el mayor provecho posible de ese mueble que tienes sin vida, y aprende cómo limpiar cuero.

El jabón humectante es muchas veces la mejor opción.Mientras más natural sea el jabón (para esto no debe tener aceites), mejor será para limpiar el cuero. Es importante que primero pruebes el jabón que usarás en una sección pequeña detrás del mueble. Así te asegurarás de que no causará daños o quitará el color. Espera un par de días a ver si no pasó nada.

Cuando consigas el jabón perfecto coloca un poco sobre un trapo húmedo y pasa suavemente sobre la superficie del cuerpo. No lo frotes muy fuerte para evitar hacerle daño. Además, tampoco debemos limpiar con demasiada agua. Esto también será perjudicial.

Para quitar el exceso de jabón, limpia con un trapo húmedo y limpio, igualmente sin demasiada humedad. Luego seca con una toalla absorbente que quitará por completo la humedad y el jabón restante.

Si quieres que quede brillante entonces compra algún producto especial para cuero. Se verá muy bien y sólo debes seguir las instrucciones que traiga el producto, que es casi igual que con el jabón, con un trapo que no esté húmedo para aplicar y listo. Con estas cremas es importante quitar el exceso entre las ranuras y los dobleces del cuero.

Trata de hacer esta limpieza al menos una vez cada 3 meses para que la vida del cuero sea larga. Comprar muebles de este material suele ser una inversión enorme. Por lo tanto, debemos hacerlos durar.