mujer

El suelo radiante es costoso ¿pero vale la pena?

Pros y contras de la losa radiante 3
BSFinHull

¡Descalza aunque afuera esté nevando!

Imagina un suelo cálido aún en los meses de invierno, ¡suena perfecto! La calefacción por suelo radiante es una fuerte inversión para la casa y de verdad debes considerar si tanto gasto vale la pena. Toma la decisión informándote aquí de todo lo que necesitas saber sobre este tipo de piso.

Lo malo del suelo radiante

Giphy

La contra principal de este tipo de calefacción son los costos de instalación. Comprar todos los materiales y que alguien venga a colocarlo es realmente una gran inversión. Se dice que lo bueno es caro, y el piso radiante lo confirma.

Si se coloca en una casa que está en construcción, la instalación es más sencilla, porque se hace desde cero, bien planificada. En cambio, cuando la casa ya está terminada y se quiere incluir este sistema de calefacción, el problema es grande. Hay que quitar el piso anterior, instalar los conductos radiantes y luego elegir y colocar un nuevo piso.

El tipo de suelo que elijas para tu casa también va a variar, porque no todos los estilos de piso se llevan bien con la calefacción desde abajo. SI están permitidos la piedra, la cerámica, las baldosas y el hormigón. NO son recomendables los pisos de madera, el laminado plástico, el linóleo o las alfombras.

No te pierdas: 5 mitos sobre la calefacción que hacen que pagues de más

Lo bueno del suelo radiante

Ya sabes la larga lista de contras, pero ahora es momento de hablar de lo bueno. Si no te importa gastar en la colocación, podrás disfrutar del mejor sistema de calefacción para el hogar. Es un calor que sube desde el suelo, tranquila y cómodamente, que no sofoca ni es insuficiente. Seca menos el ambiente y es ideal para personas asmáticas o con problemas respiratorios.

Lo más importante aparte del confort que el suelo radiante le brindará a tu familia, es que es ecológico. Es eficiente, consume menos energía y puedes sentirte “calentita” a una temperatura más baja.

Lee también: 7 maneras ecológicas de calefaccionar tu casa

Si de verdad puedes permitirte el gran gasto inicial, gozarás del mejor calor para tu casa en los meses de invierno y gastarás menos energía, algo que a la larga le hará bien a tu bolsillo.

¿Qué me dices? ¿Te gustaría tener suelo radiante en casa? ¡Yo quiero!