hacks

Si tu compost huele mal esta podría ser la razón

Alimentos que generan mal olor corporal 1
hanzl/iStock/thinkstock

Ya aprendiste a aprovechar los desperdicios para hacer un compost que beneficie a tu jardín y tus plantas, ¡pero nadie te avisó que iba a oler tan mal! Si el olor se ha convertido en toda una molestia, aquí vas a encontrar la solución para un compost hediondo.

¿Por qué huele tan mal?

huerta en casa tutores 1
iStock/Thinkstock

Aunque parece obvio, no es tan así. Puedes tener una pila de compostaje sin olor, pero toma un poco de trabajo.

Todo el material que alguna vez estuvo vivo puede ser compostable, pero la carne es uno de los que no deberías usar, al menos que seas una experta. La carne y los huesos tardan más en descomponerse, desprenden más olor y pueden dejar malas bacterias en la pila resultante.

No te pierdas: Ingredientes que sirven para hacer composta casera

Pero para que tengas en claro qué es lo fundamental para evitar el mal olor debes aprender algo. Hay cuatro factores importantes que deben estar equilibrados para minimizar malos aromas: los materiales, el agua, el oxígeno y el calor. Si hay poco de uno o más del otro, el hedor será insoportable.

Entonces el problema está en el equilibrio de los componentes, pero ¿cómo lograrlo?

Buscando el equilibrio

ideas para armar un compost y no arruinar tu jardin 1
iStock/Thinkstock

Tu cubo de composta debe tener ¼ de materiales ricos en nitrógeno y ¾ de productos ricos en carbono. ¿Cuál es cuál? Los que tienen mucho nitrógeno son principalmente de color verde, como los recortes de césped o los residuos de la cocina, mientras que los ricos en carbono son los de color marrón, como las hojas secas, la paja o los periódicos cortados en tiras.

Lee también: Conoce los 7 fabulosos beneficios del compost

Por otro lado, no olvides que la humedad y el calor son parte fundamental del equilibrio. La pila siempre debe estar húmeda, aunque nunca empapada, y bien caliente, entre los 100º y 140º Fahrenheit (37º y 60º C). Si no está lo suficientemente caliente puedes probar cubriendo el cubo con una bolsa plástica oscura.

Para equilibrar los 4 factores te tengo algunos consejos más: gira la pila una vez por semana para oxigenarla, aumenta el carbono si sientes olor a amoniaco (quiere decir que hay mucho nitrógeno) y coloca la pila al sol pleno para que tenga el calor suficiente.

Con todos estos tips ¡tu compostaje ya no olerá mal! ¿Te ha pasado?