hacks

3 alergias comunes que tu perro puede tener (y cómo tratarlas)

alergias mas comunes en perros
Chris Amaral/DigitalVision/Thinkstock

Tu perro merece todo el cuidado del mundo, debido a eso es importante notar si comienza a tener una condición alérgica para programar una cita con el veterinario tan pronto como sea posible.

Lo primero es descubrir la causa de la reacción alérgica, después vienen las recomendaciones de tu veterinario y si es necesario, el uso de medicamentos.

Pero antes que nada es importante que conozcas cuáles son las alergias más comunes que un perro puede tener y así tomar cartas en el asunto. Sigue leyendo.

Dermatitis alérgica por pulgas

La dermatitis alérgica por pulgas es una condición muy común en los perros. Aunque no lo creas, no es la picadura de la pulga que lo que causa la comezón en los perros, sino la saliva de la pulga.

La saliva provoca irritación de manera desproporcionada en relación con el número real de pulgas que el perro tenga. Muchos dueños asumen que si su mascota no está infestada de pulgas, el picor no puede ser causada por las pulgas.

Pero si tu perro tiene dermatitis alérgica por pulgas, la saliva de sólo una o dos pulgas puede causarle molestias por muchas semanas (incluso tiempo después de la muerte de esas dos pulgas).

alergias comunes en perros
Jupiterimages/PHOTOS.com/Thinkstock

Sugerencias para el control de pulgas:

Si sospechas o sabes que las pulgas son un problema para tu perro, peina a tu perro por lo menos una vez al día, hazlo sobre una toalla blanca u otra tela de color claro para que pueda ver lo que está saliendo de tu perro mientras lo peinas.

Baña a tu perro a menudo. Un baño relajante mata las pulgas, ayuda a curar la irritación de la piel y hace que tu perro se sienta más cómodo y con menos comezón. Además, los animales limpios no son tan atractivos para las pulgas. De preferencia elije un champú a base de hierbas.

Alergias a los alimentos

Si tu perro tiene una alergia a algo que está comiendo, lo podrás comprobar no sólo con trastornos digestivos (gases, diarrea, vómitos, etc.), sino también como uno o varios de estos síntomas: picazón en la piel o supuración, irritación de los ojos, secreción nasal, toser o estornudar; oídos inflamados o patas hinchadas.

Si sospechas que tu perro es sensible a algo en su dieta, hay una serie de cosas que puede hacer para conocer el origen de la alergia y resolver el problema:

Si tu perro es más de un año de edad, llévalo al veterinario para realizarle un test para determinar si tu mascota es alérgica a la carne de res, el maíz, el trigo, la soja, los huevos o la leche (los antígenos más comunes para perros).

Si tu mascota ha estado comiendo la misma comida todos los días durante meses o años, hay una buena probabilidad de que haya desarrollado una alergia a la misma.

Contrariamente a lo que se cree, las mascotas necesitan diversidad en sus dietas como lo hacen los humanos. Tu mascota podría ser sensible a la única fuente de proteínas que tiene.

es correcto darle comida casera a los perros
Nic_Ol/iStock/Thinkstock

Acude al veterinario para desarrollar una dieta que ayude a eliminar la alergia e identificar la fuente del problema. Lo más recomendable es una dieta de tres meses, tiempo adecuado para que el cuerpo de un animal elimine las sustancias alergénicas.

Más información: 9 alimentos de humanos que son saludables para tu perro

Alergias ambientales

Además de la saliva de la pulga y ciertos alimentos, tu perro también puede ser alérgico a una infinita variedad de irritantes en el medio ambiente. Estos pueden ser alérgenos en el aire libre como el polen, así como irritantes interiores como el moho, los ácaros del polvo, los productos químicos de limpieza e incluso telas como lana o algodón.

Como regla general, si tu perro es alérgico a algo dentro de tu casa, tendrá síntomas todo el año. Si él está reaccionando a algo al aire libre, podría muy bien ser un problema estacional.

Encontrar la causa de este tipo de alergia es muy importante, porque lo que suele ocurrir es que entre más expuesta esté tu mascota a una sustancia irritante, su sensibilidad aumenta.

Algunas sugerencias para resolver el problema:

  • Limpia el ambiente interno.
  • No permitas que fumen alrededor de tu mascota.
  • Cambia a productos de limpieza no tóxicos. 
  • Asegúrate de que el agua potable de tu perro es de alta calidad y no contiene flúor, metales pesados u otros contaminantes.
  • Baña a tu perro. Si tu mascota tiene la piel irritada, bañarlo limpia los alérgenos y hace que se sienta mejor inmediatamente. 

No te pierdas:Las 10 razas de perros más saludables