hacks

5 colores anti-estrés para disfrutar del hogar más relajante

paleta%20de%20colores
Fuse - RF - Thinkstock

¿Hay alguien que todavía dude acerca de la psicología del color? Sin duda, ciertos colores nos levantan el ánimo y otros nos hacen decaer un poco. Unos colores nos energizan y otros nos relajan. ¿Cuáles son esos mágicos colores antiestrés? Sigue leyendo para enterarte.

1. Los tonos pasteles

Rosa, beige, turquesa suave, celeste, amarillo ¡y todos sus matices! Esto último, los matices, es lo que añade interés a una decoración que algunos podrían considerar como demasiado tradicional.

Pero si se trata de eliminar el estrés de tu entorno, prácticamente son la mejor opción.

[[{"fid":"","view_mode":"default","fields":{"format":"default","field_file_image_description[und][0][value]":""},"type":"media","link_text":null,"attributes":{}}]]" src="/sites/all/modules/wysiwyg/plugins/break/images/spacer.gif" title="<--break-->">

2. El blanco

para algunos, el blanco es un tanto aburrido, pero luego de ver esta foto no creo que puedas negar que se lo ve interesante si se saben elegir buenos elementos de decoración que lo realcen.

No temas experimentar con ellos, entonces, para conseguir un entorno relajante y vívido a la vez.

[[{"fid":"","view_mode":"default","fields":{"format":"default","field_file_image_description[und][0][value]":""},"type":"media","link_text":null,"attributes":{}}]]" src="/sites/all/modules/wysiwyg/plugins/break/images/spacer.gif" title="<--break-->">

3. El azul

Se trata de uno de los colores más relajantes y por eso se lo suele usar en los dormitorios.

¿Quién no desea dormir bien? Un dormitorio con una pared azul y las otras en color celeste pastel es como dormir en el cielo mismo.

[[{"fid":"","view_mode":"default","fields":{"format":"default","field_file_image_description[und][0][value]":""},"type":"media","link_text":null,"attributes":{}}]]" src="/sites/all/modules/wysiwyg/plugins/break/images/spacer.gif" title="<--break-->">

4. El verde

Típico color en la naturaleza, ¿quién no se ha relajado alguna vez en un verde prado? No estaría mal, entonces, intentar reproducir esas sensaciones anti estrés en tu casa, especialmente en el dormitorio o en tu sala.

Sin embargo no todos disfrutan de este color, y por eso hay que ser cuidadosas el elegir el matiz correcto y los elementos de decoración que, en colores contrastantes o bien diferentes, van a añadir singularidad a la habitación.

[[{"fid":"","view_mode":"default","fields":{"format":"default","field_file_image_description[und][0][value]":""},"type":"media","link_text":null,"attributes":{}}]]" src="/sites/all/modules/wysiwyg/plugins/break/images/spacer.gif" title="<--break-->">

5. El violeta

Si se lo elige en el matiz correcto puede resultar casi tan relajante como el azul. Sin embargo, si es demasiado oscuro la habitación tiende a verse un tanto lúgubre.

Por eso lo ideal es un tono lila, o algunos de los matices que apenas se alejan del rosado y van hacia el lado del azul.

[[{"fid":"","view_mode":"default","fields":{"format":"default","field_file_image_description[und][0][value]":""},"type":"media","link_text":null,"attributes":{}}]]" src="/sites/all/modules/wysiwyg/plugins/break/images/spacer.gif" title="<--break-->">

Como verás, todas podemos beneficiarnos de el efecto relajante de esos colores anti estrés. No dejes de echar mano a tu creatividad y experimenta (antes de pintar las paredes) con colores intensos y alegres como el naranja y los tonos pasteles, más calmantes. Esto seguramente añadirá a tu vida la cuota de alegría que tu entorno diario necesita.

Por último, recuerda que estas son simplemente sugerencias. Usa tu imaginación, y utiliza lo que a ti te agrade: nada más relajante que ver terminada la propia obra y sentirte satisfecha, ¡cualquiera sea el color elegido!