hacks

Los efectos de regar las plantas con agua caliente

Tips para eliminar la arana roja de las plantas 2
iStock/Thinkstock

¿Alguna vez escuchaste algo así? Ciertos expertos utilizan este truco con fines muy específicos, pero ¡cuidado! ¡Si lo haces mal puedes matar a tu planta!

Ahora te cuento cómo hacerlo y para qué sirve regar las plantas con agua caliente.

Elimina malas hierbas

Seguramente has escuchado de diferentes métodos caseros para deshacerse de las malas hierbas, pero este te aseguro que es el más sencillo. Lo importante es que lo hagas bien y no pongas en peligro a tus plantas.

Para las malas hierbas necesitas agua hirviendo. La echarás directamente sobre el cuerpo vegetal y no sobre la raíz, pues puedes dañar las de otras plantas. La consecuencia es lógica: la planta no puede soportar agua tan caliente y muere.

Es un sistema perfecto para las malas hierbas que crecen en tu jardín, como así también las que salen entre los adoquines o en las grietas de la acera.

Lee también: 5 consejos para cuidar plantas exteriores

Para que sirve la hieracium pilosella 3
lkpro/istock/thinkstock

Liquida plagas del suelo

El tratamiento con agua caliente es un truco antiguo para deshacerse de las plagas presentes en el suelo, como los ácaros, áfidos, cochinillas y demás hongos y bacterias. Pero no es cuestión de andar regando con agua caliente a diestra y siniestra, sino que debes seguir normas rigurosas para no acabar con tus plantas también.

El agua debe estar entre los 120 y 122 grados Farenheit, o 48 y 50 grados Centígrados, y tienes que echarla justo en el área de las raíces.

No te pierdas: 10 trucos para arreglar el jardín de una vez y para siempre

5 reglas de oro para lavar la vajilla en tiempo record 4
KaiDunn/iStock/Thinkstock

Las ayuda a crecer 

Para verificar que este truco sea cierto, un grupo de estudiantes del NSRC de Louisiana experimentó con tres semillas de centeno, regadas a tres temperaturas diferentes: 36, 43 y 55 grados Centígrados. Los resultados arrojaron lo que ya se pensaba, es decir, que las plantas regadas con las dos temperaturas más altas alcanzaron mayor altura. Todo esto siempre y cuando se haga con temperaturas controladas para no dañar los sistemas radiculares.

Regar las plantas con agua caliente puede ser muy beneficioso si lo haces con cuidado y controlando la temperatura de la misma, para no causar daños en donde no quieres. Es un método que debes animarte a utilizar si te interesa encontrar nuevas soluciones para tu jardín, saliendo de lo tradicional.

¿Alguna vez utilizaste el truco de regar con agua caliente? ¡Cuéntanos!