hacks

Mármol, madera o cerámica: cómo limpiar cada piso

Que es un penthouse 5
iStockphoto/Thinkstock

Limpiar el piso es una actividad cotidiana en cualquier hogar. Siempre tratamos de quitar el polvo, la mugre y que de preferencia después de esto quede un aroma agradable en el ambiente.

Para ello utilizamos diversos productos, sin embargo, algunos pueden dañar los materiales. Si tienes pisos de madera, de mármol o de cerámica, no te pierdas estos consejos: 

Pisos de mármol

marble floors2
Harry Hu - RF - Thinkstock

El mármol es muy utilizado para pisos y tiene la ventaja de que siempre está brillante, sobre todo cuando no hay polvo. 

Sin embargo, debemos ser cuidadosas con su limpieza, debido a que los productos comerciales pueden dañarlo; incluso el vinagre puede quitarle su brillo. 

Lo más recomendable es utilizar únicamente agua con un poco de jabón (que no contenga blanqueador ni alguna otra sustancia adicional). Tal vez no quedará oliendo como quieres, pero créeme que no correrás el riesgo de dañarlo y hay muchas opciones más para aromatizar tu casa

Si tu piso de mármol tiene alguna mancha o ha perdido su brillo, no te preocupes, basta con preparar una solución de cinco litros de agua por una taza de agua oxigenada (la misma que encuentras en las farmacias) para limpiarlo. Usa un trapo humedecido para quitar la suciedad y seca la superficie después. 

Pisos de madera

hardwood floors
zveiger alexandre - RF - Thinkstock

El principal enemigo de un piso de madera es el agua, pues provoca que se hinche. Tu opción para limpiar este tipo de pisos nunca será una cubeta con agua y trapeador, sino algún mechudo para quitar el polvo. 

Por seguridad, evita utilizar aceites y busca limpiadores con PH neutro. Esto último significa que no tendrán componentes ni ácidos ni alcalinos, por lo que ayudarán a que tu piso se conserve en buen estado por más tiempo.

Pisos de cerámica y azulejos

bathroom design1
zveiger alexandre - RF - Thinkstock

Este es el tipo de piso más común en los hogares, sin embargo, aún cometemos algunos errores cuando de limpiarlos se trata.

Ten en cuenta que no importa qué tan difícil sea quitar una mancha, nunca es recomendable aplicar un producto directo en los pisos sin diluirse previamente, ya sea cloro, productos de limpieza o desmanchadores, debido a que puedes ocasionar una marca en el lugar donde apliques dicho producto, que no quitarás con nada.

Evita utilizar cepillos de cerdas duras, ya que puedes rayar tu piso. Lo mejor son los paños húmedos y tallar con cuidado, aunque nos lleve un poco más de tiempo.

Por último, recuerda también que no debemos mezclar los productos de limpieza, pues los vapores que emanan pueden provocar daños en nuestra salud y la de nuestra familia.

También te puede interesar: Cómo darle vida a tus pisos