hacks

7 trucos para que tu ropa blanca quede más blanca

3 ideas para celebrar la solteria
moodboard

Seguro que conoces uno o dos trucos para tratar de que la ropa blanca conserve su color inmaculado. Sin embargo, si quieres que tu ropa blanca quede bien blanca deberás aplicar no solo un truco, ¡sino todos los que puedas! Tu ropa te lo agradecerá.

1. Separa la ropa por colores

Sé que lo hemos dicho miles de veces, pero es que en realidad es la base para que la ropa blanca no se manche ni adquiera una ligera tonalidad del color de la ropa con la que está siendo lavada. Incluso los colores claros pueden transferir cierto tinte a los blancos, así que conviene lavar la ropa blanca aparte.

2. No uses mucho detergente

El exceso de detergente o jabón en polvo a la hora de lavar la ropa, así como el de suavizante, daña la ropa porque deja muchos residuos, que a su vez atraen suciedad.

Lee también: ¡Descubre si estás utilizando demasiado jabón para lavar la ropa!

3. Seca la ropa a baja temperatura

Las altas temperaturas en la secadora pueden hacer que la ropa quede amarillenta. Para evitarlo, fija la temperatura de la secadora de acuerdo a la etiqueta de la ropa, o aún una temperatura menor, y sácala cuando esté un poco húmeda.

como lavar ropa de lana en la lavadora 3
Pixland/Thinkstock

4. Utiliza blanqueador solo en algodón

¿Sabías que dependiendo del tipo de tejido, en lugar de dejar la ropa más blanca el blanqueador puede dejarla amarilla o gris? Además puede dañar irreparablemente la tela. El blanqueador sirve para calcetines, ropa interior y toallas de algodón, pero no es recomendable para otros tejidos.

5. Prueba remojar en jugo de limón

¡El limón es un gran blanqueador natural! Para aprovechar al máximo su poder, pon la ropa en remojo con agua lo más caliente posible (de acuerdo a lo que la ropa tolere) y media taza de jugo de limón, y déjala reposar por una hora como mínimo, o toda la noche como máximo. Luego lava la ropa normalmente.

Tratamientos para la acidez estomacal 2
Geo-grafika/iStock/thinkstock

6. Aprovecha el poder del bórax

Aunque quizás no sea muy conocido, el bórax (borato de sodio) tiene múltiples beneficios para el lavado de la ropa: suaviza el agua dura, elimina los residuos y aumenta la calidad del detergente. Y como es totalmente natural y seguro de usar, el bórax funciona muy bien como blanqueador. Solo tienes que seguir las instrucciones de la caja.

7. Prueba el detergente del lavavajillas

Si todo lo anterior no funciona, prueba blanquear tu ropa con el detergente del lavavajillas. ¡En serio! El detergente del lavavajillas contiene abrillantadores y buenos productos de limpieza, por lo que es bueno para blanquear cosas como los calcetines de los niños y la ropa interior.

¿Conoces algún otro secreto para que la ropa blanca quede bien blanca? ¡Comparte! Y si estás lidiando con manchas de transpiración, tenemos algunos trucos para eliminar definitivamente las manchas de transpiración.