hacks

Tips para elegir un tipo de piso según tu hogar

limpiar un piso de marmol 3
Hemera/Thinkstock

¡Qué emoción! Tienes que escoger el piso que colocarán en tu nueva casa. A todo el mundo le hace ilusión pasar por una situación así, pero la realidad es que cuando nos vemos inmersos en ella nos damos cuenta de que es mucho más difícil de lo que imaginábamos y ya no resulta tan divertido. Aprende a elegir el tipo de suelo según tu casa, te ofrecemos varios consejos para facilitarte la tarea.

Tomarse el tiempo necesario para elegir el piso adecuado para la casa es importante, no hay que olvidar que es algo que no se cambia todos los años. El piso tiene que ser durable, resistente, de un color que combine con la decoración del hogar… en fin, son varias las cosas que tienes que considerar.

Qué piso elegir para tu hogar

Para definir qué piso colocarás debes considerar varios aspectos:

Cuántas personas viven en casa

Esto puede parecer algo sin importancia, sin embargo sí que la tiene, ya que no es lo mismo que transiten sobre tu piso cada día dos personas a que lo hagan seis. Si hay niños también debes contemplarlo, ya que por lo general un piso frágil o delicado puede quebrarse rápidamente al recibir un impacto, por ejemplo la caída de un juguete pesado.

Dónde será colocado 

Si se trata de un piso de interior, por lo general la exposición a la humedad será reducida, pero si es un piso para el exterior quizá debas asesorarte sobre qué material elegir en función de las condiciones climáticas del lugar en el que vives. Te servirá leer cuáles son los mejores suelos para decoración de terrazas.

El color del piso

Si bien quieres que combine con la estética general de la casa, no olvides que los tonos claros siempre necesitan que se los limpie con mayor frecuencia. Una buena opción si no tienes tiempo para limpiar cada día, es escoger un piso veteado o con dibujos. 

tipos de suelos para salones 1
iStock/Thinkstock

Características de los pisos de buena calidad

Un buen piso debe reunir estas condiciones:

  • Durabilidad
  • Resistente a golpes, abolladuras y arañazos
  • Bajo mantenimiento
  • Antideslizante
  • Fácil limpieza

Por lo general, las alternativas más comunes son linóleo, azulejos, alfombra, baldosas de cerámica y la madera.

El linóleo es barato y fácil de limpiar, los azulejos son frágiles, se rompen y agrietan con más facilidad y además son resbaladizos.

La alfombra o moquette, es algo que tienes que analizar muy bien antes de comprar. Los derrames muchas veces son difíciles de quitar, y los ácaros siempre están presentes en ellas (algo contraproducente si hay personas alérgicas), el polvo se acumula más y tienes que aspirar con regularidad.

La madera es una buena opción ya que la hay maciza y resistente, proporciona un ambiente cálido y hogareño pero, dependiendo del tránsito y del nivel de humedad de la habitación en donde la coloques, puede requerir mayor o menor mantenimiento. Las maderas más utilizadas son el roble, el arce, el abedul y el pino.

Los cerámicos me parecen una opción ideal, son fáciles de limpiar y se consiguen en infinidad de colores, diseños, precios y formas. Pueden durar tanto tiempo como la casa, es decir, toda la vida.

Ver más: Consejos para mantener los pisos limpios

Sigue estos consejos para saber qué tipo de suelo es mejor para revestir tu hogar y ya no te sentirás perdida entre tantas elecciones posibles.