yum

Pechugas de pollo rellenas a la italiana con jamón y albahaca

Pechugas de pollo rellenas a la iraliana con jamon y albahaca 1
Robyn Mackenzie/iStock/Thinkstock

Todos estamos familiarizados con los tradicionales platos de pasta italianos, famosos a lo largo y ancho del mundo. ¿Pero qué tal probar un plato italiano con pollo? Si estás buscando una receta original, sencilla y deliciosa, ¡prueba estas pechugas de pollo rellenas a la italiana con jamón y albahaca!

Ingredientes:

  • 1 cucharada de mantequilla sin sal
  • 2 cucharaditas de aceite de oliva
  • 2 chalotes medianos (escaloñas), finamente picados
  • 2 dientes de ajo grandes, finamente picados
  • Sal
  • Pimienta negra recién molida
  • 4 mitades de pechugas de pollo, con hueso y piel
  • 4 lonchas finas de jamón, dobladas por la mitad
  • 12 hojas grandes de albahaca y 1 cucharada de albahaca picada
  • 1/4 taza de vino blanco seco
  • 1/2 taza de caldo de pollo o caldo bajo en sodio
  • 2 cucharadas de crema de leche

Preparación:

Precalienta el horno. En una pequeña sartén, derrite la mantequilla en el aceite de oliva a fuego moderado. Añade la mitad de los chalotes y el ajo y cocina, revolviendo con frecuencia, hasta que estén tiernos y fragantes, de 2 a 3 minutos. Sazona con una pizca de sal y pimienta. Coloca la mezcla en un tazón pequeño y deja enfriar.

Pechugas de pollo rellenas a la iraliana con jamon y albahaca 2
JoeGough/iStock/Thinkstock

Afloja la piel de las pechugas de pollo sin separarlas por completo. Coloca una cucharadita de la mezcla de chalota y ajo cocido debajo de la piel de cada pechuga y extiéndela sobre la carne. Arriba de la mezcla acomoda una loncha doblada de jamón y 3 hojas de albahaca. Estira la piel del pollo sobre los rellenos y sazona ligeramente con sal y pimienta.

Acomoda el pollo en una asadera mediana con la piel hacia arriba. Asa durante 5 minutos. Gíralo y asa durante 5 minutos más, luego gira de nuevo y asa durante unos 5 minutos más, o hasta que esté bien crujiente en la parte superior; ten cuidado de no quemar la piel.

Baja la temperatura del horno y hornea el pollo durante unos 20 minutos, o hasta que los jugos salgan claros cuando pinchas la carne. Transfiere el pollo a un plato y mantenlo caliente.

Vierte los jugos de la bandeja para asar en un tazón pequeño; retira la grasa con una cuchara y reserva el jugo marrón. Coloca la bandeja de asar a fuego moderado.

Añade el resto del chalote picado y el ajo, y revuelve hasta que queden tiernos y dorados, unos 2 minutos.

Vierte el vino y lleva a ebullición. Cuando el vino se haya evaporado casi completamente, incorpora el caldo de pollo y la crema de leche.

Pechugas de pollo rellenas a la iraliana con jamon y albahaca 3
JoeGough/iStock/Thinkstock

Lleva a ebullición y cocina a fuego lento, revolviendo ocasionalmente, hasta que se reduzca a 1/2 taza, unos 4 minutos. Agrega el jugo marrón reservado y la albahaca picada, y sazona con sal y pimienta.

Sirve las pechugas de pollo rellenas a la italiana con jamón y albahaca con la salsa sobre o alrededor del pollo. Este plato va muy bien con puré de patatas, vegetales al vapor o arroz.