yum

Ensalada primaveral de quínoa

Ensalada primaveral de quinoa 1
iStock/Thinkstock

La quínoa es una semilla que recientemente ha comenzado a utilizarse en la cocina internacional debido a sus propiedades beneficiosas para la salud. Sigue la sencilla receta que encontrarás a continuación y prepara esta ensalada primaveral de quínoa.

El alto contenido de fibra de la quínoa la hacen un alimento muy recomendable para las personas que desean adelgazar. Y, al no tener gluten, puede ser utilizada como cereal en la dieta de personas celíacas. También, es una opción saludable para quienes tienen diabetes debido a su bajo índice glucémico.

La quínoa contiene fósforo, hierro, calcio, potasio, magnesio y zinc, entre otros minerales, así como vitaminas del complejo B y vitamina E.

Sus propiedades son similares a las de la avena, siendo rica en hidratos complejos y proteínas, lo que la hace un alimento muy recomendado para los deportistas.

Puedes agregar este a sopas, en algunos postres o ensaladas para beneficiarte de sus muchas propiedades.

Ingredientes:

  • 150 g de quínoa
  • 350 ml de agua
  • 6 corazones de achicoria espárrago (separa las hojas)
  • 6 rábanos rojos (cortados en rodajas finas)
  • 6 tomates (picados)
  • Fresas (cantidad deseada, cortadas en rodajas)
  • 15 g de jengibre (fresco y picado)
  • 20 ml de aceite de oliva extra virgen
  • Sal a gusto
  • Semillas de sésamo negro (cantidad deseada)

Preparación:

Antes de cocinar la quínoa, viértela en un colador y lávala bajo el chorro de agua del grifo durante 1 minuto. Este paso es muy importante, si no lo haces, la quínoa quedará con un sabor amargo.

En una olla, coloca la quínoa lavada y vierte los 350 ml de agua. Añade sal a gusto, cubre la olla con una tapa y cocina a fuego lento. 

Ensalada primaveral de quinoa 2
iStock/Thinkstock

Permite que la quínoa hierva a fuego lento hasta que el agua se absorba por completo. Una vez que esto suceda, apaga el fuego y deja que se enfríe por completo. Luego, vierte el aceite de oliva, revuelve para mezclar y reserva.

En un recipiente, coloca  las hojas de achicoria espárrago, las fresas en rodajas, el jengibre, los tomates y los rábanos rojos. Agrega la quínoa y revuelve los ingredientes para mezclarlos. Divide la ensalada en partes iguales entre los platos que servirás y añade algunas semillas de sésamo negro encima.

Ahora, tú y tus invitados pueden disfrutar de esta saludable ensalada primaveral de quínoa.