yum

Fríjoles negros con chile y quinoa

Frijoles negros con chile y quinoa 12
iStock/Thinkstock

Una receta muy saludable es la que traigo para ti en esta oportunidad. Sé que eres de los que se preocupa por mantener una hermosa y esbelta figura y para ello no hay nada mejor que los fríjoles negros con chile y quinoa.

Es importante que tengas en cuenta que esta elaboración gastronómica es baja en sodio, lo que es muy bueno para tu salud pues evitarás algunas complicaciones a futuro. 

Ingredientes:

  • 3 tazas de fríjoles negros
  • 1 taza de quinoa sin cocer
  • 3 tazas de caldo de verduras
  • 2 tazas de agua
  • 1 taza de maíz amarillo
  • 1 taza de tomates cortados en cubos pequeños
  • 1 cucharada de cilantro fresco
  • 1 pimiento poblano
  • 1 cucharada de ajo picado
  • 1 pimiento verde picado
  • 1/2 cebolla mediana
  • 1 astilla de canela
  • 2 cucharadas de chile en polvo
  • 1 cucharadita de comino en polvo
  • 1 cucharadita de cebolla en polvo
  • 1/2 cucharadita de pimienta molida
  • 1/2 cucharadita de sal

Preparación: 

Para iniciar con el preparado, debes colocar todos los ingredientes en una olla grande y espaciosa. Cuando lo hayas realizado, colócala a fuego medio hasta que hierva. Recuerda que debes estar muy pendiente del momento en el que llegue a ebullición pues, podrías tener un pequeño accidente en la cocina y no queremos eso.

Frijoles negros con chile y quinoa 1%20
iStock/Thinkstock

Bien, luego de tener esa precaución cubre con cuidado y disminuye el fuego por espacio de una hora, deja cocer muy bien hasta que todos los elementos estén tiernos y suaves al tacto. 

Para decorar

Esta receta de sopa es perfecta para acompañarla con cebolla finamente picada, espolvoreada en la parte superior de la receta con unas tajadas muy finas de aguacate. 

Para acompañar

Ten en cuenta que los fríjoles negros con chile y quinoa pueden ser un poco picantes así que una bebida fría como un delicioso coctel de frutas o un slush soda de sandía

Frijoles negros con chile y quinoa 3
iStock/Thinkstock

Así que la invitación está más que hecha. Anímate a ser el protagonista de esta fabulosa preparación, realízala y sé el anfitrión perfecto, eso sí sin dejar de lado el buen gusto y llevar una vida saludable.