yum

Galletas de chocolate para una merienda especial

Galletas de chocolate para una merienda especial 1
iStockphoto/Thinkstock
Galletas de chocolate para una merienda especial 3
iStockphoto/Thinkstock

Aunque todas las dietas saludables se basan en reducir al mínimo la ingestión de grasas y azúcar, lo cierto es que la vida sin los pequeños placeres se puede volver insípida y sin gracia. Por esa razón, lo más aconsejable es no exagerar.

Pero de vez en cuando nos podemos permitir un lujillo, como el de preparar estas estupendas galletas de chocolate para una merienda especial. El proceso es sencillo y hasta puedes pedirle a los niños que te ayuden a hacerlas, lo cual hace mucho más divertida la actividad. ¿Preparados para comenzar? Ahí vamos.

Ingredientes

  • 1 taza de mantequilla (suave)
  • ½ taza de azúcar
  • 1 cucharadita de vainilla
  • 2 tazas de harina
  • ¼ taza de cacao
  • 1 taza de chips de vainilla
  • 2 cucharadas de manteca vegetal (divididas)
  • ½ taza de chips de chocolate

Preparación

Galletas de chocolate para una merienda especial 2
iStockphoto/Thinkstock

Coloca la mantequilla y el azúcar en un tazón mediano y bate hasta formar una crema suave. Agrega la vainilla. Luego combina la harina y el cacao, mezcla suavemente con la crema anterior hasta que la masa sea homogénea.

Enharina una superficie y coloca allí la masa. Con un rodillo amásala hasta lograr una capa lo más fina posible. Con un cortador en forma de corazones ve cortando la masa y luego colócalas en una bandeja engrasada.

Hornea a 375 grados C durante 8-10 minutos. Retira del horno y pon las galletas a refrescar en una rejilla.

Ahora vamos a derretir en el microondas los chips de vainilla y la mitad de la manteca vegetal durante 1 minuto. Cuando esté suave extrae y baña cada galletita por ambas caras. Deja escurrir el exceso y coloca en un papel encerado.

Nuevamente usaremos el microondas para derretir los chips de chocolate junto a la manteca vegetal restante. Cuando luzca suave rocía cada galleta con este líquido. Usa tu imaginación. Vuelve a ponerlas en la rejilla para que se sequen del todo.

Ya están listas estas deliciosas galletas de chocolate para una merienda especial. Los niños quedarán encantados, así como todos los miembros del hogar. Recuerda: una vez al año no hace daño.

¡A chuparse los dedos!