Exquisitas alcachofas a las brasas

alcachofas a las brasas 2
Valentyn Volkov - RF - Thinkstock

La alcachofa es una de las verduras menos consumidas por la gente, lo que sin embargo no quita que sea extremadamente sabrosa y también nutritiva. Por eso, y más si eres amantes de ellas o de las parrilladas, no puedes perderte estas exquisitas alcachofas a las brasas.

Ingredientes:

  • 2 a 4 alcachofas grandes
  • 1 limón, cortado en trozos
  • 1/3 taza de aceite de oliva
  • 1 cucharada de hierbas frescas picadas, como romero, orégano y tomillo
  • Sal
alcachofas a las brasas 3
Roberto Tartaglione - RF - Thinkstock

Preparación:

Coloca las hierbas picadas en un tazón pequeño y cúbrelo con aceite de oliva. Envía la preparación directo al microondas a temperatura alta durante 30 segundos, o puedes calentar el aceite y las hierbas hasta que alcancen una temperatura interesante, y siempre fijándote que las hierbas se filtren en el aceite de oliva caliente mientras prepara las alcachofas.

Prepara una olla grande con poco de agua en la parte inferior y un estante de vapor, además de las alcachofas y los limones. Si deseas una presentación más agradable, usa unas tijeras para cortar las puntas de las hojas de alcachofa. Luego frota las zonas de corte con el jugo de los gajos de limón para evitar que las alcachofas se pongan marrones de la oxidación.

Entonces usa un pelador de verduras para cortar la gruesa capa exterior de los tallos de alcachofa, y también los tallos de hasta 5 cm de la base de la alcachofa. Corta y desecha la parte superior de las alcachofas, utilizando una cuchara de metal fuerte para sacar las pequeñas hojas interiores de alcachofa, antes de frotar el jugo de limón por todo el interior y las áreas expuestas de corte de las alcachofas.

Calienta el agua en la olla grande con una rejilla de vapor y cuando empiece a hervir, baja el fuego a medio-alto y coloca las mitades de alcachofa con la parte cortada hacia abajo. Cubre con algún elemento liviano, y deja que el vapor actúe por espacio aproximado de 20 minutos, lo que dependerá del tamaño de las alcachofas.

Cuando veas que puedes quitar las hojas exteriores, y que puedes perforar fácilmente el corazón con un cuchillo, es el momento perfecto para llevarlas a la parrilla.

Prepara entonces la parrilla para el fuego directo, usando una brocha de pastelería para cepillar la alcachofa con todo el aceite de las hierbas y espolvorea todo con sal. Coloca las alcachofas en mitades, con las partes cortadas hacia abajo antes de cubrirlas. Déjalas que se hagan por espacio cercano a diez minutos.

Para servirlas, espolvoréalas por los lados cortados con jugo de limón, y también puedes agregarles mayonesa, si es de tu gusto.

Si quieres más recetas con alcachofas, no te pierdas una ensalada de alcachofas y bacalao y arroz con alcachofas.