Gelatina de manzana

gelatina de manzana2
Claude Dagenais - RF - Thinkstock

He aquí un plato muy sencillo y fácil de preparar que alegrará la merienda de los niños: gelatina de manzana. Te traigo tres propuestas para que puedas variar los sabores y la forma de presentación. En todos los casos usamos manzana como base, lo cual garantiza el valor nutritivo de la receta. Sigue conmigo.

Gelatina de manzana

Esta es la receta básica de gelatina de manzana. ¡Debes saber hacerla!

Ingredientes

  • 1 paquete de gelatina de cualquier sabor
  • 2 tazas de agua fría
  • 2 tazas de agua hirviendo
  • 1 manzana dulce pelada y sin huesillo

Preparación

Disuelve la gelatina en el hirviendo y luego agrégale el agua fría revolviendo bien de modo que no queden grumos. Corta la manzana en trocitos pequeños y luego colócalos en los tazones. Encima de ellos vierte la gelatina y luego pon en la nevera hasta que cuaje.

gelatina de manzana4
Arkady Mazor - RF - Thinkstock

Gelatina de manzana Fuji

Como siguiente opción, prueba realizar esta gelatina de manzana Fuji.

Ingredientes

  • 1 paquete de gelatina de limón
  • 2 paquetes de gelatina sin sabor
  • ½ taza de azúcar
  • 2 ½ taza de agua hirviendo
  • 1 lata de piña troceada
  • 2 manzanas Fuji cortadas en cubitos
  • 1 paquete de queso crema (suave)
  • 1 taza de nata montada

Preparación

Disuelve las dos gelatinas y el azúcar en el agua hirviendo. Combina la piña y las manzanas. Mezcla el queso crema, la nata montada y las frutas. Ahora ponle esta crema a la gelatina y remueve bien. Coloca en un molde para gelatinas y ponlo en la nevera toda la noche.

Manzana a la gelatina

Y para terminar, les enseño una delicia: manzana a la gelatina.

Ingredientes

  • 8 manzanas rojas pequeñas
  • ½ taza de azúcar
  • 2 tazas de agua
  • 1 rama de canela
  • 2 paquetes de gelatina roja

Preparación

Pela las manzanas dejándoles el huesillo. Colócalas en una cacerola. Mezcla en un tazón el azúcar, el agua, la canela y la gelatina. Disuelve y agrega a las manzanas.

Ahora hierve durante 6 minutos a fuego lento. Divide la gelatina en recipientes pequeños de modo que en cada uno caiga una manzana. Ponlos todos en la nevera por 6 horas. Sirve bien fría.

Las tres recetas son deliciosas y si las confeccionas en moldes con formas simpáticas los niños estarán doblemente felices. ¡No dejes de hacerlas!

Más recetas de gelatinas en: Cómo hacer gelatina de colores y Gelatina de chocolate.