¿Por qué tenemos resaca cuando bebemos alcohol?

Por que tenemos resaca cuando bebemos alcohol 1
Randy Faris/Fuse/Thinkstock

Cuando bebemos unos cuantos tragos a la mañana siguiente nos despertamos bien. Pero si nos pasamos de las cantidades de alcohol a las que cada organismo puede exponerse, podemos levantarnos por la mañana con lo que se conoce como resaca. En realidad no hay una medida para dictaminar cuál es el exceso de alcohol para las personas, porque todo depende del peso, de cómo su metabolismo asimile este exceso, de si se es hombre o mujer, de las comidas que hayamos ingerido, y del tiempo en el que hayamos bebido ese alcohol.

Resaca: no a todos afecta por igual

Por que tenemos resaca cuando bebemos alcohol 2
KatarzynaBialasiewicz/iStock/Thinkstock

Sin embargo, aunque no haya una manera de medir cuál será el resultado al día siguiente, la resaca se produce precisamente porque no somos capaces de sintetizar el alcohol que hemos ingerido. El alcohol no deja de ser un inmunodepresor del sistema central que además produce cambios importantes en nuestro organismo más allá de los evidentes de perder la vergüenza o el pudor ante cierto tipo de situaciones. Los derivados del metanol, un producto tóxico para el organismo son los que se asocian directamente a las resacas más profundas.

Resaca y bebidas de baja calidad

Por que tenemos resaca cuando bebemos alcohol 3
adisa/iStock/Thinkstock

Precisamente los derivados en alcohol de buena calidad tienden a eliminarse en los procesos de destilado del producto. Es por ello que nos encontramos casi siempre con una diferencia entre consumir alcohol de marcas reconocidas que nos aseguran una calidad, que cuando apostamos por un precio más asequible, en cuyo caso la resaca está casi siempre garantizada y es bastante dura. En esos casos, suele afectar además de con un malestar general o la clásica sequedad de la boca con afecciones estomacales, ya que el alcohol con estas características irrita con mayor facilidad la mucosa gástrica.

En todo caso, para prevenir la resaca, lo mejor que podemos hacer es medirnos y beber con cautela. No pasa nada por aprovechar una reunión con amigos para tomar unos cuantos tragos, pero debemos tener en cuenta que el alcohol utilizado para prepararlos debe ser de la máxima calidad; la mezcla, cuánto más diluida mejor para evitar concentraciones elevadas en la bebida; y por supuesto, si cada cuál conoce bien su límite, sabe de dónde no debe excederse para evitar la temida resaca.