yum

Características y tipos de vinos de Jerez

vinos de jerez 1
iStock/Thinkstock

El vino de Jerez es uno de los más importantes del sur de España. Se elabora en el triángulo formado por las ciudades sureñas de Puerto de Santa María, Jerez y Sanlúcar de Barrameda, en base a dos varietales: Palomino y Pedro Ximénez. De gran aroma y cuerpo elegante, los vinos de Jerez se caracterizan por profundas notas a frutos secos.

Características de los vinos de Jerez

Existen dos tipos predominantes de Jerez que se conocen como Fino (muy seco, con un cuerpo más ligero) y Oloroso (todavía seco, pero mucho más rico en sabor y cuerpo).

vinos de jerez 3
iStock/Thinkstock

Una de las características más importante del vino de Jerez es el tipo de envejecimiento conocido como sistema de solera, el cual consiste en mezclar en las barricas los vinos que contienen diferentes edades.

Tipos de vinos de Jerez

vinos de jerez 4
iStock/Thinkstock

Manzanilla

Este tipo de vino es seco y de color pálido. Perfecto para acompañarlo con mariscos y tapas.

Amontillado

Entre fino y oloroso, este tipo de vino de Jerez presenta un sabor a nuez y avellanas. Combina muy bien con pescado o pollo.

Oloroso

De color oscuro, rico en sabor, suele tener un notable aroma a nuez y a caramelo. Se puede maridar con carnes y quesos como Manchego.

Palo Cortado

Este jerez comienza la vida como Fino y progresa a un Amontillado, finalizando en un tipo Oloroso. De color rojizo-marrón, cuenta con gran sabor y aroma.

Dulce de Jerez

Endulzado a base de cepas, contiene un alto contenido de azúcar y un intenso sabor a dulce de higo y miel.

Crema de Jerez

De textura suave y un gran sabor dulce, este vino de Jerez es perfecto para acompañar postres o quesos.

Consejos para servir un vino de Jerez

vinos de jerez 2
iStock/Thinkstock

Las botellas de Jerez se deben almacenar en posición vertical, en un lugar fresco y oscuro.

Los de tipo finos y manzanillas no tienen larga vida y se deben consumir con bastante rapidez después de ser embotellados. Una vez que se han abierto, para prolongar su vida, lo debes mantener almacenado en el refrigerador hasta alrededor de dos semanas. Se deben servir fríos.

Los amontillados pueden mantenerse durante 2-3 años en una botella sellada. Una vez abiertos deben consumirse dentro de un par de semanas (mantenlos en el refrigerador para prolongar la vida).  Se sirven fríos o a una temperatura ambiente fresca.

Los olorosos, dulces y la crema de jerez pueden ser almacenados por muchos años. Una vez abiertos simplemente lo debes mantener en un lugar fresco y oscuro (un sótano es ideal). Se sirve a temperatura ambiente.

¿Has probado algún tipo de vino de Jerez? ¿Qué te ha parecido su sabor?